Buscador de la Hemeroteca
Secciones

La fama que conquistó Andy Warhol

22 de Febrero de 2017
andy-warhol-3

Andy Warhol, el artista que borró todas las barreras entre el arte, la publicidad y el supermercado.

Efe
Andy Warhol, uno de los padres del pop art, retrató a Grace Kelly.

Andy Warhol, uno de los padres del pop art, retrató a Grace Kelly.

Andy Warhol, uno de los padres del pop art, retrató a LIz Taylor y Jackie Kennedy.

Andy Warhol, uno de los padres del pop art, retrató a LIz Taylor y Jackie Kennedy.

Efe
¿Qué tienen en común Jackelin Kennedy, Carolina Herrera, Marilyn Monroe, Audrey Hepburn y Lady Di? Todas han sido icono pop por obra y arte de Andy Warhol. El pintor norteamericano que se llamaba a sí mismo "coleccionista de gente", empleo gran parte de su vida artística en pintar a mujeres, sobre todo a las que le resultaban interesantes y atractivas.

También llevó al lienzo a sus ídolos femeninos y a sus grandes amigas, entre ellas Jackie Kennedy, Carolina Herrera, Marilyn Monroe, Audrey Hepbur, la Baronesa Von Thyssen, Brigitte Bardot, Bianca Jagger, Margaretta Rockefeller, Grace Kelly, Grace Jones o Jane Fonda.

Con muchas de ellas compartió largas noches en la famosa discoteca neoyorquina Studio 54, con otras largas sesiones en su estudio, The Factory, una pequeña fábrica de estrellas, de iconos pop. En ese espacio compartía ilusiones, vivencias e ideas con músicos, modelos, diseñadores, artistas, actores, escritores y varias de sus musas.

Andy Warhol borró las barreras entre el arte y la publicidad
Entre las más reconocidas obras de este artista trasgresor del movimiento pop, está las pinturas de Marilyn, Jackie Kennedy, Isabel II o Audrey Hepbur, mujeres que comparten escenario con la lata de sopa Campbell's, obras que mantienen a Warhol como pintor pop, aún hoy tres décadas después de su muerte.

Andy Warhol, el artista que borró todas las barreras entre el arte, la publicidad y el supermercado, se hizo mundialmente famoso en 1962, cuando expuso en Nueva York y Los Angeles serigrafías con la imagen de las famosas latas de sopas, comenzaba el movimiento contracultural de los años 60.

Andy Warhol, que nació en Pennsylvania, el 6 de agosto de 1928, ha sido uno de los grandes artífices de la cultura audiovisual, con un universo artístico y personal muy particular desde que dejará su Pittsburgh natal hasta su llegada a Nueva York, donde paso de se un niño pobre a un joven de jet-set.

Hijo de inmigrantes checos, comenzó su carrera como publicista en la ciudad de los rascacielos, donde empezó a pintar en la década de los 50 haciendo ampliaciones de dibujos animados y de billetes de banco.

Su primer contrato fue una ilustración para un artículo sobre el éxito que aparecería en la revista "Glamour Magazine", esta ilustración mostraba a una mujer subiendo los peldaños del éxito, con un fondo de rascacielos de Manhattan.

Durante la década de los años 50, Warhol trabajó como artista gráfico para distintas agencias de publicidad y ganó mucho dinero y algunos premios dibujando zapatos de mujer y diversos accesorios femeninos.

Su fascinación por el mundo de las estrellas comenzó muy pronto
Pese a su carácter tímido y huidizo, Warhol estuvo obsesionado toda su vida por el fenómeno de la fama, y resumió esa fijación, compartida por tantos de sus compatriotas, con una frase que dio la vuelta al mundo: "en el futuro cualquier persona será famosa durante quince minutos".

Su fascinación por el mundo de las estrellas comenzó muy pronto: ya con seis años el pequeño Warhol empezó a coleccionar fotos y autógrafos de artistas de cine, y muchos años después lanzaría una revista mensual, "Interview", en la que publicaría sus entrevistas con los ricos y famosos, de los que había pasado a formar parte.

A partir de la década de los años 60, Andy Warhol dio el salto de la publicidad al arte con mayúscula, utilizando, sin embargo, como punto de partida tebeos y objetos triviales de la vida diaria: botellas de "Coca Cola", latas de sopa de la marca "Campbell", cajas de jabón "Brillo" y otros productos de una iconografía "made in USA".

Sus obras reflejan los valores superficiales de la cultura materialista y consumista estadounidense, de una sociedad en la que lo que cuenta no es el contenido, sino la presentación, el empaquetado y la promoción publicitaria.

Gracias a la técnica de la serigrafía, Warhol reprodujo mediante un proceso fotomecánico series enteras de retratos basados en fotografías de Marilyn Monroe, Elvis Presley, Jacqueline Kennedy o Mao, pero también escenas de accidentes automovilísticos y otras catástrofes de nuestro tiempo, así como de la silla eléctrica.

Warhol se convirtió en una estrella
En su "Factory" se rodaron más de un centenar de películas con títulos como "Chelsea Girls", "Flesh" (Carne), "Trash" (Basura), filmes provocadores, de contenido aburridamente erótico y sin apenas acción. En 1968, fue herido gravemente con un arma de fuego por la fundadora de una organización feminista, Valerie Solana, que le disparó seis tiros que a punto estuvieron de acabar con su vida.

Hacia finales de la década de los años 70, Warhol no hizo prácticamente más que repetir algunas de sus series más famosas de mujeres, modificando únicamente las técnicas como puede verse en los retratos de Liz Taylor, Marly Streep, Farrah Fawcett, Liza Minelly, Lady Di o Marisa Berenson.

Warhol se convirtió en una estrella, con peluca plateada en todas las fiestas mundanas de la ciudad de los rascacielos: tal y como él mismo lo había soñado de niño. 
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es