Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Ayudar está en tu mano

08 de Febrero de 2017
mutilacion genital femenina pulsera

La pieza de bisutería se puede adquirir en la tienda "Yoayu" de Madrid.

Efe
mutilacion-genital-femenina-pulsera

La pieza de bisutería se puede adquirir en la tienda "Yoayu" de Madrid.

Efe
El día que el mundo entero se pone en pie contra la mutilación genital femenina (MGF),  algunos famosos aportan su granito de arena contra esta "violación de los derechos de mujeres y niñas que no aporta ningún beneficio a la salud y es sumamente peligroso", según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cada pulsera es "única" pero tienen un mensaje común: "ayudar está de tu mano"
A través de la ONG "Mundo Cooperante", actores como Paco León, Maribel Verdú o Macarena García, músicos como Ismael Serrano o el grupo Mago de Oz, atletas como Chema Martínez o el periodista Juan Ramón Lucas, proponen la compra, por 5 euros, de pulseras hechas a mano por mujeres de la tribu masai, que trabajaban anteriormente como "mutiladoras" en Kenia y Tanzania.

"Al abandonar esta profesión, evitamos que cientos de niñas sean mutiladas" explican desde "Mundo Cooperante". Cada pulsera comercializada por esta ONG, que lleva casi diez años realizando proyectos dirigidos a ayudar a la infancia, la juventud y la mujer, es "única" pero con una identidad común -una X, que simboliza a la mujer, encerrada en un rombo, que representa su falta de libertad- y un mensaje: "ayudar está de tu mano".


La pieza de bisutería se puede adquirir en la tienda "Yoayu" de Madrid, (de martes a viernes de 17:00 a 20:00 y sábados de 10:00 a 14:00), o través de la tienda On Line. El importe recaudado de la venta irá destinado a pagar el trabajo de las mujeres artesanas, los gastos de gestión logística, la comercialización y la creación de nuevos proyectos de lucha contra la mutilación genital femenina.

Además, para ayudar a "Mundo Cooperante" en su objetivo de convertir la pulsera "Masai" en un símbolo de lucha contra la MGF en España y sensibilizar a la ciudadanía sobre esta terrible práctica, hay otras opciones posibles como: apadrinar un expositor de pulseras para vender en primera persona el producto o difundir la campaña a través de páginas webs y blogs.

Mutilación genital femenina, una violación contra los derechos de las mujeres y niñas
Los datos siguen siendo escalofriantes. Cada año cerca de tres millones de niñas y mujeres son víctimas de la mutilación genital en el mundo, una cifra que podría aumentar a 86 millones, en 2030, si no se frena esta tendencia, según estima la OMS.

Esta práctica refleja una desigualdad entre los sexos, constituye una forma de discriminación de la mujer y es una violación de los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, así como vulnera el derecho a no ser sometido a torturas o el derecho a la vida, en los casos en los que causa la muerte.

Tal y como explica la Organización Mundial de la Salud, "la mutilación genital femenina comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos".

En la mayoría de los casos, esta práctica se realiza en la infancia, en algún momento entre la lactancia y los 15 años, por motivos tradicionales, culturales, religiosos y sociales en países como Egipto, Somalia, Afganistán o Tayikistán.

¿Beneficios para la salud? ¡Ninguno! Solo daños para toda la vida
Según datos de la OMS, los "proveedores de asistencia sanitaria" o auxiliares practican la mutilación genital femenina mediante el procedimiento de clitoridectomía, excisión, infibulación, perforación, incisión o raspado, movidos por la errónea creencia de que el procedimiento es más seguro si se realiza en condiciones medicalizadas.

Sin embargo, es una operación que implica un gran número de complicaciones inmediatas, como hemorragia, inflamación de los tejidos genitales, fiebre, estado de "choque" o muerte.

Y que tiene consecuencias a largo plazo que van desde las infecciones urinarias,  problemas sexuales, riesgo de complicaciones en el parto y de mortalidad neonatal, pasando por la necesidad de nuevas intervenciones quirúrgicas, hasta trastornos psicológicos. Di no a la mutilación genital femenina, todas las mujeres y niñas del mundo tienen derecho a ser respetadas
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es