Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Un rayo de luz para los refugiados

20 de Enero de 2017
lampara-luz-refugiados-1

La lámpara se compone por un gran pie de mármol blanco de Carrara.

Efe
Como si fuera un hilo conductor, el reflejo de una luz para iluminar las tragedias, el estudio de diseño Amarist se encarga con sus creaciones de poner el foco de la actualidad en forma de lámpara, un elemento decorativo significativo. Welcome es una lámpara de espinos que pone luz sobre el conflicto de los refugiados en un momento de debate profundo sobre su situación.

Luz para los refugiados
"Welcome" es la lámpara que evoca los conflictos y "dilemas morales" internos de la Unión Europea, comenta Arán Lozano diseñador junto a Clara Campo de esta original lámpara de espinos, "una controvertida pieza que deja preguntas sobre las fronteras y el futuro de la sociedad occidental".

La lámpara se compone por un gran pie de mármol blanco de Carrara. Su forma referencia el estilo clásico de la antigua Grecia y Roma, "cuna del humanismo y cimiento de la Europa intelectual", apunta Lozano.

Culminando la base se encuentra el difusor de la lámpara, salvaguardando el bienestar de la fuente de luz mediante una impactante maraña de concertina 22. "El mismo modelo de concertina que se utiliza para impedir el paso de los refugiados Sirios en las fronteras de Serbia o Hungría", explica el diseñador.

“El difusor de concertina se ha bañado en oro de 24K, abstracción de las fronteras económicas que en la mayoría de casos separan a los refugiados de guerra de un futuro mejor”, señala Arán Lozano, “representando ese bienestar cerrado e inaccesible”.

Cuchillas en la pared
Al encenderse la luz, el difusor da lugar a una proyección de cuchillas sobre las paredes. "Es el símbolo y una representación de dos mundos: el que puede y el que no", señalan sus creadores. La totalidad del conjunto, pie y difusor, puede leerse como metáfora de los nuevos "muros fronterizos" que separan estos mundos.

“Crear esta pieza ha sido un proceso duro, tanto física como psicológicamente” comenta Clara Campo“ en el momento de manipulación de la concertina sufrimos la crueldad del material en nuestra piel, transmitiéndonos la desesperación de las personas que huyen de la guerra en busca de un futuro mejor. Amarist es un estudio que centra su trabajo en piezas únicas, de edición limitada con un concepto reflexivo. 
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es