Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Tu imagen importa en el mundo laboral

18 de Enero de 2017
look-oficina-9

El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen.

Efe
Look oficina

El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen.

Efe
Look oficina

El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen.

Efe
look-oficina-55

El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen.

Efe
look-oficina-1

El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen.

Efe
Look oficina

El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen.

Efe
Look entrevistas

El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen.

Efe
El Año Nuevo parece que trae nuevas perspectivas, un tiempo de cambio y de renovación, para hacer balance y reinterpretar nuestra imagen, especialmente si nos hace sentirnos inseguros cuando ponemos un pie en la oficina o ante una entrevista de trabajo.

Look de oficina
Rebeca Ávila es especialista en definir el estilo de una mujer profesional y considera que en el ambiente laboral la imagen debe ayudar a transmitir un mensaje de "profesionalidad, fiabilidad y preparación para el puesto".

La especialista explica que está demostrado que trabajar a diario la imagen es una forma de conocerse mejor y de fomentar la confianza y seguridad en uno mismo, "valores muy importantes en el entorno profesional".

Desvela que la clave está en conseguir que nuestra imagen transmita nuestro estilo personal. "Las personas seguras de sí mismas y con aplomo, son personas que trabajan muchísimo su imagen", apunta.

¿Qué podemos mejorar?
El inicio de un nuevo año es la mejor época para analizar y ver qué podemos mejorar de nuestra imagen. A menudo, cuando pensamos en imagen nos limitamos sólo a la ropa cuando hay muchísimos otros factores que deberíamos tener en cuenta e invertir en ellos para mejorarla e indica que deberíamos reflexionar sobre cómo es nuestra imagen digital y si es coherente con la real o bien si podríamos mejorar nuestra forma de hablar en público.

La editora del portal Working Outfits apuesta por aprovechar las rebajas "son el momento perfecto para invertir en prendas de calidad de fondo de armario", un buen abrigo, un traje sastre, un vestido business, una bonita blusa, unos stilettos.

"Hay que apostar por marcas más premium, que suelen tener buenos descuentos", además de "picar" en algún capricho en prendas que nos ayuden a incorporar la moda en la oficina. "Esta temporada no hay que olvidar el terciopelo, el estilo lencero, militar o los lunares", advierte.

Prenda fetiche
Considera que hay que saber elegir un estilo determinado para ocasión profesional, aunque considera que un vestido es la prenda "fetiche" que toda mujer profesional debería tener en su armario "por su versatilidad y adaptación a su estilo de vida".

Asegura que es la prenda femenina por excelencia que permite a la mujer profesional alejarse del código masculino. "La mujer está perdiendo el miedo a llevar su feminidad a la esfera corporativa pues ¿quién dijo que sea incompatible con la profesionalidad?"

Se trata de una prenda que sienta bien a todas las mujeres y existen multitud de opciones: diferentes colores, cortes y estilos. "Hay un vestido para cada mujer", dice con seguridad Rebeca Ávila, quien añade la versatilidad de los vestidos permite construir un "look" formal e informal "en función de los complementos", perfecto para jornadas non-stop.

"Con bailarinas y accesorios conforman un look discreto para el día y combinado con sandalias y maxi-accesorios es perfecto para la noche", apunta.

Ávila considera una blazer un "must" del armario "una de las prendas más versátiles" para la mujer profesional, pues indica que ayuda a transmitir profesionalidad, formalidad y seriedad, valores muy importantes en los entornos de trabajo. Admiten múltiples combinaciones: con pantalones de pinza, faldas, vestidos, vaqueros para restar informalidad al "outfit".

Los colores básicos que recomienda tener en el armario son: negro, blanco y azul marino y si ya forman parte de él "nunca está de más introducir blazer de otros colores, incluso estampados". "Comprar una blazer es una inversión, nunca pasan de moda y se pueden utilizar una y otra vez para ir al trabajo", admite Rebeca Ávila.

Considera que los tacones son "imprescindibles" en determinados momentos profesionales como presentaciones, conferencias o eventos importantes. "No olvidemos lo que decía Marilyn Monroe, "Dale a una mujer los zapatos adecuados y conquistará el mundo".


Vestuario para las entrevistas
Recomienda que ante una entrevista de trabajo hay que vestir "de acuerdo al estilo personal", adaptando en lo posible el estilo al tipo de empresa o sector. La editora del portal Working Outfits describe como estilismo infalible: una blusa bonita en blanco, pantalón de pinzas azul marino y salones o un vestido azul marino. Precisamente el azul marino, el gris y el marrón considera que son los colores estrella en las entrevistas.

Aconseja que no recargarse con complementos que distraigan la atención, "no es bueno demasiada joyería". "La cara siempre despejada. El cabello es determinante. Y lo mejor es optar por un maquillaje natural que aporte un efecto 'buena cara'". "Lo mejor es actuar con naturalidad concentrándose en los puntos fuertes y transmitiendo los valores que se pueden aportar a la empresa", señala Ávila.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es