Buscador de la Hemeroteca
Secciones

La nueva forma de correr, el Mindfulness

13 de Enero de 2017
portada-libro-mindfullness

portada-libro-mindfullness

Agencia EFE
La técnica es considerada por muchos una filosofía de vida, pero su práctica, a pesar de encontrar sus raíces en el budismo.

La técnica es considerada por muchos una filosofía de vida y encuentra sus raíces en el budismo.

Agencia EFE
Moi Gonzàlez y Montse Rodrigues, autores del libro "Mindfulness para runners", Planeta de Libros. Imagen cedida para divulgación / EFE.

Moi Gonzàlez y Montse Rodrigues, autores del libro "Mindfulness para runners", Planeta de Libros. Imagen cedida para divulgación / EFE.

Agencia EFE
Libro "Mindfullness para Runners", Planeta de Libros

Libro "Mindfullness para Runners", Planeta de Libros

Efe
portada-libro-mindfullness

portada-libro-mindfullness

Agencia EFE
Libro "Mindfullness para Runners", Planeta de Libros

Libro "Mindfullness para Runners", Planeta de Libros

Agencia EFE
Moi Gonzàlez y Montse Rodrigues, autores del libro "Mindfulness para runners", Planeta de Libros. Imagen cedida para divulgación / EFE.

Moi Gonzàlez y Montse Rodrigues, autores del libro "Mindfulness para runners", Planeta de Libros. Imagen cedida para divulgación / EFE.

Agencia EFE
Libro "Mindfullness para Runners", Planeta de Libros

Libro "Mindfullness para Runners", Planeta de Libros

Agencia EFE
El momento "running" debería ser de desconexión, ya que la idea es cuidar de la salud pero no siempre se logra. Unos ejercicios llamados "Mindfulness para runners", recogidos en un libro homónimo, proponen aprovechar el tiempo corriendo y entrenar cuerpo y mente, dando un descanso de las preocupaciones del día.

En el libro, los autores Moi Gonzàles y Montse Rodrigués utilizan la técnica y ofrecen ideas para que minutos de ejercicio físico se lo sean también de ejercicio mental, con el objetivo de conseguir un cuerpo y una mente tonificados, ágiles y en forma.

Estructurado en tres bloques llamados "Cuerpo", "Reconecta" y "Consciencia", el libro ofrece 56 sesiones de Mindfulness y Running para que cada día que se salga a correr el lector trabaje sobre uno de los conceptos que se proponen. Estas sesiones, que no son para leerlas de un tirón, son dirigidas a tomar conciencia de nuestro cuerpo, reconectar con nosotros mismos y profundizar en nuestros pensamientos.

Con origen oriental y más de 2.500 años de historia, la filosofía "Mindfulness", o "Conciencia plena", busca la experimentación de la atención consciente y la simplificación de situaciones por medio de la meditación.

La técnica es considerada por muchos una filosofía de vida, pero su práctica, a pesar de encontrar sus raíces en el budismo, va más allá de cualquier creencia o religión. Se está empleando el "Midfulness" para aliviar diversas condiciones físicas y mentales, incluido el trastorno obsesivo-compulsivo, la ansiedad y la prevención de recaídas en la depresión.

Una de las primeras aplicaciones en Occidente data de la década de 70 con el método de Reducción del Estrés Basada en Mindfulness, a cargo del biólogo molecular y budista Kabat-Zinn. A partir de ese momento, diversas universidades y centros médicos de referencia en EE.UU empezaron a aplicar los ejercicios como tratamiento.

En "Mindfulness para runners" todo comienza en la respiración, que según los autores, es nuestra principal fuente de energía. "¿Cuanto tiempo puedes estar sin comer o beber? ¿Y cuanto tiempo puedes estar sin respirar?", preguntan.

Gonzàles y Rodrigués piden que los lectores observen su respiración mientras leen este texto, sin "juzgarla" ni "modificarla". "¿Llegas con un ritmo acelerado a tu sesión de running y, en consecuencia, tu respiración es acelerada? ¿Te sientes en calma mientras te preparas para salir a correr y tu respiración es tranquila? Seguramente, el hecho de centrar tu atención en tu respiración ya habrá provocado un ligero cambio en ella", explican los autores.

Otros temas como "Donde se posan sus ojos, se dirige su mente", "El cuerpo habla, la mente escucha", "El arte de no hacer nada", "Un paseo por el cielo" y "Los dedos de los pies" son explicados en detalle en el libro para los que deseen empezar la meditación en la carrera.

En uno de los capítulos, el libro nos enseña 6 mantras para empezar a practicar Minfulness mientras se corre:

1) "Respiro despacio y profundo"
El objetivo es correr de una forma más consciente, más centrada y reconectar con nuestra respiración. Empezaremos a hacerlo de forma sencilla, con un primer paso: observar nuestra respiración, cómo el aire entra por la nariz y viaja por las fosas nasales hasta la garganta.

La frase que iremos repitiendo en nuestra mente durante la sesión de 'running' es: "Respiro despacio y profundo". Nos ayudará a mantenernos atentos a correr de una forma más consciente y centrada. La velocidad, el ritmo, no importará. Lo importante será la respiración. Realizar cinco respiraciones más de forma lenta y profunda mientras mentalmente repetimos el mantra.

2) "Observo lo que miro"
Justo antes de empezar a correr, nos paramos unos segundos y observamos a nuestro alrededor. Tomamos conciencia de lo que están viendo nuestros ojos. Es posible que podamos apreciar algún detalle que hasta hoy nos había pasado desapercibido. Respiramos tranquila y profundamente mientras repetimos en nuestra mente el mantra de hoy: "Observo lo que miro".

Nos tomamos nuestro tiempo. Nos damos permiso para no tener prisa. Sentimos que realmente estamos observando lo que miramos. Cuando tengamos esa sensación, comenzamos nuestra sesión de 'running' con ese mantra resonando en la mente.

3) "Corriendo hoy consigo"
Comenzamos haciéndonos una pregunta: ¿qué queremos conseguir con la sesión de hoy? Lo primero que nos venga a la cabeza podría ser nuestro pensamiento positivo para la sesión de hoy. Lo podemos resumir en una frase o en una palabra. El mantra que construiríamos sería el siguiente: "Corriendo hoy consigo..." (más pensamiento positivo).

Realizamos cinco respiraciones profundas repitiendo mentalmente el mantra de hoy: "Corriendo hoy consigo..." (más pensamiento positivo). Esta vez con los ojos cerrados para dar más intensidad a nuestra voz interior.

4) "Yo puedo"
Nos ponemos cómodos y realizamos tres respiraciones profundas observando cómo el aire entra por la nariz y sale por la boca. Ahora pensamos en una situación adversa que hayamos superado con éxito. Revivimos ese momento mentalmente. Lo visualizamos como una película, desde que surge la adversidad hasta que conseguimos superarla con éxito.

Detenemos la película en ese momento, justo después de haber superado esa situación. Es un momento agradable. Identificamos cómo es la sensación que produce haber superado exitosamente esa adversidad. Saldremos a correr con esa sensación, haciendo crecer nuestra capacidad de resiliencia, y repitiendo el mantra: "Yo puedo".

5) "Corro con la noche"
Correr de noche facilita nuestro modo "mindfulness", pues nos centramos en un espacio más delimitado y con menos estímulos para controlar. Activamos nuestro modo de alerta, atento a las señales de peligro y poco más. La oscuridad es relajante si no tenemos miedo, pues el miedo activa el sistema de alerta y pone nuestro cuerpo en modo defensa en cualquier momento.

Si la noche es nuestro espacio de running, disfrutaremos de los momentos centrados en nosotros mismos. Si no habéis salido a correr de noche, os invitamos a que lo probéis. Los cambios siempre son útiles para mejorar algunos aspectos. La noche mejora la propiocepción (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos). El mantra que proponemos es: "Corro con la noche".

6) "En mis fortalezas reside mi talento"
La realidad es que siempre habrá un montón de cosas que no se nos den bien. Si nos centramos en ellas, al cabo de mucho tiempo seguramente solo habremos conseguido un fantástico grado de mediocridad y muy poca satisfacción personal.

Sin embargo, aquello que se nos da bien, nuestros puntos fuertes, nuestras fortalezas, nos llevarán a la plenitud, a disfrutar con lo que hacemos, a brillar. Este ejercicio trata de correr en compañía de nuestros puntos fuertes. ¿A qué nos referimos con punto fuerte (o fortaleza)? A aquello que se nos da bien, en lo que somos buenos. No es necesario que seamos los mejores, simplemente que tengamos una facilidad y lo consideremos positivo. El mantra es: "En mis fortalezas reside mi talento".


 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es