Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Lujo en un hotel de seis estrellas

22 de Diciembre de 2016
poseidon-fidji

El Poseidón tiene la máxima condecoración.

Seven-star-milan

Seven star da el máximo galardón a un hotel de Milan

Villapadierna-Room-DeLuxe

<Una habitación del Villapadierna

poseidon-fidji

El Poseidón tiene la máxima condecoración.

neckerisland-gallery-sunset

Vistas en Neckerisland

Vista exterior del Hotel Poseidon/Poseidon

Vista exterior del Hotel Poseidon/Poseidon

Hoteles seis estrellas - Habitación de Seven Stars en Milan

Hoteles seis estrellas - Habitación de Seven Stars en Milan

El hotel Villapadierna ha sido el primero en España en obtener las siete estrellas/Villapadierna

El hotel Villapadierna ha sido el primero en España en obtener las siete estrellas/Villapadierna

Hoteles de seis y siete estrellas compiten por una clasificación que se convierte en una constelación de posibilidades para el disfrute de sus huéspedes

Pernoctar en uno de los hoteles seis estrellas es en sí misma una posibilidad placentera. Desayunos a la carta, mesas vestidas con detalle y una amplia gama de posibilidades que aumenta en función del número de estrellas con el que esté catalogado el establecimiento, la piscina y el spa pierden protagonismo en estos lugares.

Hoteles seis estrellas, un experiencia celestial
Un cinco estrellas es ya todo un lujo. Pero por todo el mundo el abanico de opciones se extiende y ya existen hoteles que desafían la gravedad y que prometen una noche en la Luna. En la Tierra, algunos se decantan por ofrecer a sus clientes el lujo más absoluto con todo tipo de alternativas para que la estancia se convierta en un auténtico deleite para los sentidos.

Hoteles de seis y siete estrellas compiten por una clasificación que se convierte en una constelación de posibilidades para el disfrute. Las máximas clasificaciones las concede Seven Star and Stripes, una organización estadounidense que otorga este distintivo "no a una lista de hoteles muy conocidos sino a un grupo que interactúa sobre materias relacionadas con la industria" y que valora no solo las instalaciones sino la calidad en el servicio. Aunque estas denominaciones en España no son oficiales.

Puro arte en los hoteles de seis estrellas
En Milán, el hotel Seven Stars Gallería, situado en la Gallería Vittorio Emanuele II y perteneciente a la cadena Town House, fue el primero en obtener la categoría siete estrellas en Europa.

Su objetivo es que el cliente se sienta como "en casa fuera de casa". Su espacio mínimo se puede clasificar de máximo al estar formado por siete suites con vistas exclusivas hacia la histórica cúpula de la galería.

En esta "casa del lujo", como ellos le califican, cada huésped, dispone de un mayordomo personal que habla en el mismo idioma que el cliente y que puede planificar su estancia y presencia en los mejores restaurantes y eventos de la ciudad, los días que pernocte en ella.

El primer hotel en recibir la seis estrellas en la costa del sol es el Villa Padierna Palace Marbella. En él se alojó la primera dama norteamericana,  Michelle Obama con sus hijas, durante su visita a Andalucía hace tres años.

Las instalaciones de Villa Padierna están decoradas con más de 3.000 piezas pertenecientes a una colección de antigüedades catalogadas desde la época romana hasta el siglo XIX, principalmente pinturas y esculturas de mármol, y cada habitación o suite tiene un estilo, muebles y antigüedades distintas a las demás.

La arquitectura simula a los palacios de La Toscana, con la vegetación característica de esta zona, como los cipreses y las jacarandas, y una parte del edificio recrea el Palacio de Villa Padierna de Madrid y otra el Palacio de Linares.

En Dubai, el hotel Burj-Al-Arab es uno de los más lujosos del mundo. Está construido sobre una isla artificial de 280 m2 y su imagen semeja la forma de la vela de una embarcación, quizá un símbolo de cómo Emiratos Árabes va ganando terreno al mar. Precios tan elevados como un mástil por un servicio lujoso y exclusivo en el que incluso los clientes alojados en las suites gozan de un espacio privado para su registro y un Rolls Royce a disposición para traslados.

Habitaciones, pasillos y restaurante de cristal en el que el mundo submarino aparece al alcance de su mano
Si lo que desea es emular al capitán Nemo y su pretensión es buscar estrellas bajo el mar, el hotel Poseidon en las islas Fidji le brinda esa oportunidad a través de sus habitaciones, pasillos y restaurante de cristal en el que el mundo submarino aparece al alcance de su mano en una zona rica en corales y fauna marina. Pese a lo cual, pude disfrutar de cursos de golf, practicar su saque en las pistas de tenis e incluso casarse en la capilla submarina del hotel.

En la isla de Necker es uno de los paradisíacos destinos en los que el resto del mundo parece lejano. Localizada en las islas Vírgenes Británicas y propiedad del dueño de la compañía aérea Virgin, Sir Richard Branson, está concebida como un auténtico refugio para perderse.

Aguas turquesa, arena blanca, arrecifes de coral y todo un hotel a disposición como máximo de 30 personas. Se puede alquilar para un grupo de personas o puede acceder a los reservados individuales.

Por la noche, una mesa situada sobre una terraza acantilada permite cenar viendo cómo cae el sol y aparece la luna. El hotel no dispone de una categoría determinada, un signo quizá de su auténtica distinción y de la exclusividad que ofrece.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es