Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Vuelven las tendencias de los 80: el exceso

02 de Diciembre de 2016
exceso-moda-80-4

Esta moda requería prendas extravagantes llenas de lentejuelas, y mucho cuero, basta con mirar los estilismo de Madonna, Alexis Carrington o Rosanna Arquette.

exceso-moda-80-5

Esta moda requería prendas extravagantes llenas de lentejuelas, y mucho cuero, basta con mirar los estilismo de Madonna, Alexis Carrington o Rosanna Arquette.

moda-exceso-80-2

Esta moda requería prendas extravagantes llenas de lentejuelas, y mucho cuero, basta con mirar los estilismo de Madonna, Alexis Carrington o Rosanna Arquette.

El exceso de moda de los 80 despliega todos sus encantos.

Esta moda requería prendas extravagantes llenas de lentejuelas, y mucho cuero, basta con mirar los estilismo de Madonna, Alexis Carrington o Rosanna Arquette.

El exceso en moda,una estética sexy

Esta moda requería prendas extravagantes llenas de lentejuelas, y mucho cuero, basta con mirar los estilismo de Madonna, Alexis Carrington o Rosanna Arquette.

El exceso en moda, una tendencia que arranca en los 80, una década en la que  brillo, hombreras XXL, minifalda, lurex, transparencias, medias de rejilla,  encajes, tejidos drapeados, volantes, cinturas ceñidas y estampados poderosos caminaban con autoridad.

Esta moda requería prendas extravagantes llenas de lentejuelas, y mucho cuero, basta con mirar los estilismo de Madonna, Alexis Carrington o Rosanna Arquette. La estética de la serie de televisión americana Miami Vice imponía el estilo masculino. Don Johnson con sus impecables trajes de chaqueta, en los que se sustituía la camisa por camiseta o jerséis de manga, impuso el traje deportivo.

Y ahora, todo este exceso vuelven a ser tendencia por obra y gracia de diseñadores como Isabel Marant, Saint Laurent, Balmain, Gucci, Just Cavalli, Moschino o Jeremy Scott que abanderan estos años para proponer un estilo de "femme fatale". Descontrol y libertad son el denominador común de las nuevas tendencias que abrazan el color, las siluetas ceñidas, los adornos barrocos y los pantalones, faldas y cazadoras de denim.

Exceso en moda, una tendencia cañera
Así la firma Saint Lauren defiende mini vestidos de lentejuelas con uno de los hombros al descubierto, aderezado con un vistoso volantes en el pecho y cinturón ancho dorado a la cintura.
Si Isabel Marant apuesta por la minifalda de charol, las blusas de encaje y las medias de rejilla, Gucci prefiere minis de cuero, medias de colores y cazadoras con hombreras poderosas. Según la firma L'Oréal, los años ochenta supusieron una forma de pensar, de vestir, de cantar y de expresarse fuera de los convencionalismos, fue una época de rebeldía, la gente vestía como quería.

Por las ciudades más cosmopolitas como Londres o Nueva York calle se podía ver desde el estilo punk más radical hasta el roquero, pasando por el estilo rockers, que marcó una vuelta a los años '50 o el nacimiento del estilo pijo. No solo se puede clasificar a las tribus urbanas por su vestimenta y sus 'looks", también se les distinguía por sus gustos musicales, sus ideas en la política y también en la religión.

En realidad, fue una década de convivencia de estilo, cada cual vestía conforme a su estilo de vida y clase social, pero había determinadas prendas con notas comunes como la cazadora de cuero, hoy de máxima actualidad.

Siempre con las tribus urbanas
Las personas vestían en función de la tribu urbana a la que pertenecía. Por ejemplo:
  • Los "pijos" -jóvenes de clase acomodada- optaba por un ropa ochentera clásica, con prendas neutras: pantalones pitillo y vaqueros, camisetas unisex, cazadoras y un inconfundible suéter anudado al cuello. Era un estilo muy recatado y formal.
  • Los "heavies" destacaban por llevar prendas muy oscuras y con el cuero como principal protagonista de su look. Tachuelas, parches con las imágenes de sus grupos favoritos, mallas muy ajustadas y por supuesto, las siempre a la moda cazadoras de cuero. ¡Un estilo muy metal al más puro estilo Bon Jovi!
  • Los "punkies", también vestían de cuero y con pantalones vaqueros rotos y deshilachados, pero su nota de distinción era el pelo de punta, con crestas coloreadas en rojo, verde, azul o morada.
  • Las mujeres y hombres "rockers" llevaban tupé, y los chicos además, patillas interminables. Lucían botas y botines negros de puntera y lucía cazadoras de béisbol, faldas de vuelo, cazadoras vaqueras o de cuero y pañuelo anudados al cuello o la cabeza.
  • Los "hippies" preferían prendas más ligeras con matices románticos como estampados florales, tonos claros, prendas de lana tejidas a mano, chalecos y cazadoras de ante con largos flecos y bolsos de tela o cuero tipo bandolera.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es