Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Internacional

Un "ritmo vigoroso de crecimiento" en la economía mundial

14 de Diciembre de 2017
En la Eurozona, la economía creció un 0,6% en el tercer trimestre, una décima menos que en el segundo.

En la Eurozona, la economía creció un 0,6% en el tercer trimestre, una décima menos que en el segundo.

En el tercer trimestre la economía mundial sigue manteniendo "un ritmo vigoroso de crecimiento" que, tal como señalan los principales organismos internacionales, cada vez se está extendiendo a un mayor número de países. Además, los indicadores avanzados que se van conociendo apuntan a que el dinamismo de la actividad continuará durante el cuarto trimestre, según el Boletín Económico Trimestral elaborado por CEOE.

En Estados Unidos, el PIB aumentó un 0,8% en el tercer trimestre, igual ritmo que el anterior, y en términos interanuales aceleró hasta el 2,3%, una décima más que en el segundo.  En la Eurozona, la economía creció un 0,6% en el tercer trimestre, una décima menos que en el segundo, si bien en términos interanuales mejoró en dos décimas, el mayor ritmo desde 2011. Para el cuarto trimestre, los indicadores de confianza de los consumidores y los índices PMI se han situado en máximos de los últimos diecisiete años, por lo que se anticipa un crecimiento mayor que en el tercer trimestre, que de confirmarse dejaría el crecimiento del año 2017 como el más elevado de la última década.

Por su parte, en Japón, el PIB del tercer trimestre aumentó un 0,3%, si bien en términos interanuales creció un 1,6%, una décimas más que en el trimestre anterior. Al crecimiento sólido de las economías avanzadas hay que unir el mantenimiento del ritmo de actividad en China, 6,8% interanual en el tercer trimestre, tan sólo una décima inferior al del segundo, y en la India, que aumentó un 6,1% interanual, acelerando en cinco décimas. Rusia y Brasil también mejoran sus ritmos de crecimiento, apoyados en el alza de los precios de dichas materias primas y en la mejoría del comercio internacional.

La OCDE revisa al alza sus previsiones para este año y para el próximo
El último informe de perspectivas económicas de la OCDE destaca el buen ritmo de la actividad global, que presentará sus mejores tasas de crecimiento desde el año 2010. La institución, ha revisado una décima al alza sus previsiones de crecimiento mundial, en comparación con las de junio, hasta el 3,6% para 2017 y 3,7% en 2018.

Para 2019 apunta a una suave desaceleración de una décima, volviendo a ritmos del 3,6%. La mejoría ha venido de la mano del buen comportamiento de las economías avanzadas, principalmente en la Eurozona, cuya revisión ha sido de seis décimas para el presente año y tres décimas para 2018.

El informe también destaca que las condiciones financieras de la mayoría de las economías seguirán siendo acomodaticias, y que el proceso de normalización de las mismas será muy pausado para intentar evitar turbulencias en los mercados financieros. Mientras, la inflación permanecerá, en general, moderada, apoyada en la contención de los precios energéticos, en la competencia tanto internacional como doméstica en muchos sectores y en el progreso tecnológico, que mantienen bajos los precios de determinados bienes y servicios. Por su parte, el precio del petróleo ha seguido con su senda alcista por quinto mes consecutivo. 
 
EE.UU.
El dato revisado sobre el crecimiento de Estados Unidos en el tercer trimestre de 2017 muestra un avance del PIB del 0,8% trimestral, que equivale a un 3,3% anualizado, lo que supone la tasa más elevada desde el tercer trimestre de 2014. El buen momento de la economía se apoya en la fortaleza del consumo, a pesar de haber moderado su crecimiento, en la mejoría del comportamiento del sector exterior, con un incremento de las exportaciones que contrasta con un moderado descenso de las importaciones, y en la aceleración de la inversión. No obstante, los componentes de la inversión presentan trayectorias dispares.

La inversión residencial sigue retrocediendo, aunque a menor ritmo, afectada por la climatología adversa del pasado mes de septiembre, mientras que la no residencial, a pesar de la desaceleración, mantiene ritmos de crecimiento robustos. Además, la variación de existencias aumentó notablemente en el tercer trimestre. En términos interanuales, el crecimiento se aceleró una décima, hasta el 2,3%, el mayor ritmo desde el tercer trimestre de 2015.

Las previsiones de los principales organismos internacionales sitúan el crecimiento en el 2,2% para el conjunto de 2017 en EEUU y apuntan un a cierta aceleración para 2018, que se situaría entre el 2,3% y el 2,5%, apoyada en la fortaleza del consumo y de la inversión, y en el impulso que pueda proporcionar la reforma fiscal. Para 2019 se anticipa una cierta desaceleración hasta el 2,1%, por la moderación del consumo y la progresiva normalización de la política monetaria.
 
EUROZONA
La continuación de las reformas estructurales, junto con una política fiscal responsable y el estímulo de la inversión, son las tres grandes líneas de actuación que la Comisión Europea planteó, el 22 de noviembre, para el nuevo ciclo de coordinación de las políticas económicas, el Semestre Europeo 2018. Unas orientaciones con las que el Eurogrupo se mostró conforme, y sobre las que deberá hacer seguimiento bajo la Presidencia, a partir del próximo 13 de enero, del portugués Mário Centeno, quien sustituirá al holandés Jeroen Dijsselbloem.

La economía de la Eurozona modera una décima su crecimiento trimestral, hasta el 0,6% En el tercer trimestre de 2017, el PIB de la Eurozona registró un crecimiento del 0,6% en términos trimestrales, una décima inferior al experimentado en el trimestre previo. En tasa interanual, el ascenso se situó en el 2,6%, superando en dos décimas la marca del trimestre anterior.

La expansión del PIB volvió a alcanzar a todos los países del área de la moneda única, resaltando especialmente Malta (+1,9%) y Letonia (+1,5%). De las principales economías de la Eurozona, España y Alemania destacaron por su dinamismo, con un crecimiento del 0,8% trimestral, mientras Francia e Italia registran tasas de avance más modestas, del 0,5% y el 0,4% respectivamente.

El dinamismo que está mostrando la economía de la Eurozona está llevando a los principales organismos de previsiones a revisar al alza sus estimaciones. El último en hacerlo ha sido la OCDE, que ha pronosticado para el presente año seis décimas más de crecimiento para la Eurozona con respecto a sus previsiones de junio, hasta el 2,4%. A su vez, el organismo espera una desaceleración para 2018, donde el PIB crecería un 2,2%, dato que no obstante mejora en 3 décimas la antigua previsión, mientras que para 2019 el aumento del PIB se reduciría al 1,9%.

La tasa de paro de la Eurozona continúa su acompasado descenso, situándose en octubre en el 8,8%, el nivel más bajo desde enero de 2009. Este dato supone una mejora tanto en términos mensuales (8,9% en septiembre) como en la comparativa interanual (9,8% en octubre del año anterior). A su vez, el número de parados en la Eurozona se sitúa en 14,3 millones, 88.000 menos que el mes anterior, y casi un millón y medio por debajo de los desempleados registrados hace un año.

La inflación repunta una décima en noviembre, aunque la subyacente permanece estable e incluso desciende respecto al tercer trimestre. Según el dato adelantado para noviembre, la inflación en la Eurozona habría vuelto a repuntar, situándose en el 1,5% después de que en octubre cayera una décima hasta el 1,4%
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es