Buscador de la Hemeroteca
Secciones
eliminando obstáculos

Los colectivos más vulnerables apuestan cada vez más por el autoempleo

27 de Diciembre de 2017
Trabajadores

Las políticas públicas de emprendimiento inclusivo pueden alentar el empleo y el progreso económico de las personas pertenecientes a los grupos sociales menos favorecidos.

La tasa de autoempleo registrada en 2016 en España entre los grupos sociales más desfavorecidos fue notablemente más elevada que la media de la Unión Europea (16,1% frente al 14% de la UE), alcanzando a todos los grupos sociales objetivo. Estas tasas han ido aumentando desde 2008, hasta alcanzar niveles anteriores a la crisis económica. Con grupos sociales más desfavorecidos se hace referencia a mujeres, jóvenes, personas de edad, desempleados y migrantes.

Estos son los datos del informe publicado conjuntamente por la OCDE y la Unión Europea, en el que se analiza el potencial del emprendimiento inclusivo para luchar contra el desempleo y aumentar la participación en el mercado laboral y las oportunidades económicas de estos colectivos. 

Las políticas públicas de emprendimiento inclusivo pueden alentar el empleo y el progreso económico de las personas pertenecientes a los grupos sociales menos favorecidos y escasamente representados en la actividad empresarial, como mujeres, jóvenes, desempleados, personas con discapacidades y migrantes, "eliminando los obstáculos que les impiden acceder al autoempleo y a la creación de empresas", señala el informe.

Sin embargo, las tasas de actividad emprendedora en España del período 2012-2016, que miden la prevalencia de las iniciativas empresariales llevadas a cabo por individuos en edad laboral desde su creación hasta los 42 meses posteriores, están por debajo de la media de la UE entre los colectivos femenino, juvenil y de edad avanzada.  A pesar de que el 47% de los españoles, frente al 41,9% de la media comunitaria, manifestaron tener confianza en sus capacidades para el emprendimiento.

El informe destaca la necesidad de seguir impulsando las políticas de fomento del emprendimiento entre los grupos sociales que disponen de menos ventajas y oportunidades para acceder al empleo. Apoyar a estas personas con formación empresarial, financiación, asesoramiento para emprender y "mentoring" puede ayudarles a impulsar sus propios empleos y negocios, facilitándoles habilidades y herramientas que les permitan obtener recursos económicos para mejorar sus niveles de vida. Muchos gobiernos están reconociendo el desafío del emprendimiento inclusivo, pero aún queda mucho por hacer para poner en práctica estos objetivos.

A parte de presentar datos acerca del nivel y la calidad del autoempleo y el emprendimiento por grupos sociales, así como sobre las barreras a las que se enfrentan, el documento examina diversos aspectos relacionados con las políticas adoptadas en distintos países de la OCDE y la UE para mejorar el autoempleo y el potencial del emprendimiento. Ofreciendo al mismo tiempo una perspectiva sobre los progresos y tendencias más recientes en el autoempleo y el emprendimiento inclusivo. 

El acceso a la financiación para grupos de discapacitados es uno de los aspectos mejorables más destacados. La concesión de microcréditos para impulsar el emprendimiento es un instrumento poco desarrollado en España, según el informe. La banca privada solo ha comenzado muy recientemente a lanzar productos de microcrédito dirigidos a iniciar un negocio.

Algunas entidades bancarias han ofrecido microcréditos a emprendedores de colectivos desfavorecidos contado con la participación del Fondo Europeo de Inversión. Sin duda, la ausencia de un marco regulatorio específico es uno de los factores que están impidiendo el desarrollo de los microcréditos en nuestro país.

Entre las políticas recientemente aplicadas en España en materia de emprendimiento inclusivo, el informe destaca las medidas contenidas en la Ley de Emprendedores. Desde su entrada en vigor, se señala que se han adoptado importantes medidas complementarias para mejorar el apoyo a los colectivos que mayores obstáculos afrontan en el en el autoempleo o en la creación de una empresa.

En el caso de las mujeres, se mencionan las medidas específicas para promover el emprendimiento femenino incluidas en el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2014-2016. Respecto a la promoción del emprendimiento entre los jóvenes, se destacan las medidas incluidas en el programa Garantía Juvenil y en la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016. Por último, el informe indica como elemento positivo que se han anunciado próximas reformas en este sentido en todas estas iniciativas.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es