Buscador de la Hemeroteca
Secciones
En octubre

El déficit del Estado baja un 43,6%, hasta los 12.867 millones

28 de Noviembre de 2017
En el caso de que la productividad del empleado no alcance el nivel del nuevo salario, la consecuencia directa es la bajada de la competitividad del tejido empresarial español.

Este déficit es el resultado de unos ingresos en los diez primeros meses del año de 153.183 millones de euros.

El déficit público de los nueve primeros meses del año se situó en el 1,97% del PIB tras reducirse en un 35% con respecto al mismo periodo de 2016, con lo que encara el último trimestre del año lejos del objetivo del 3,1% para el conjunto del año.

El déficit del conjunto de las administraciones públicas -con la excepción de las corporaciones locales, cuyos datos aún no se conocen- cerró septiembre en 22.981 millones de euros, un dato que "permite predecir" que se cumplirá el objetivo, ha apuntado el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal.

La ejecución presupuestaria publicada por el Ministerio de Hacienda y Función Pública refleja que este dato de déficit -que no incluye los 403 millones de ayudas a la banca- es el resultado de un ajuste en administración central y comunidades autónomas.

El déficit estatal hasta septiembre fue de 17.115 millones, un 1,47% del PIB (su objetivo para el año es el 1,1%), un 37% menos, mientras que la Seguridad Social lo incrementó en un 10,7%, hasta 6.858 millones (un 0,59% del PIB, cuando su meta es del 1,4%).

Las comunidades autónomas se anotaron un superávit de 992 millones, un 0,09% del PIB, frente al déficit de 2016 gracias a las mayores entregas a cuenta y el acuerdo del cupo vasco. Su meta para el ejercicio es un déficit del 0,6% del PIB.

Hasta septiembre, solo cinco comunidades autónomas registraban déficit -Murcia, Castilla-La Mancha, Aragón, Madrid y Cantabria-, mientras que Canarias lograba un superávit de más del 1% de su PIB.

Hacienda también ha publicado los datos de ejecución presupuestaria del Estado hasta octubre, que arrojan un déficit de 12.867 millones de euros, un 43,6% menos que en el mismo periodo de 2016, una cifra que equivale al 1,1% del PIB, exactamente el objetivo pactado para este subsector.

El ajuste se produce tanto por una reducción del gasto del 3,2% como por un incremento de los ingresos del 3%, hasta los 153.183 millones de euros. El incremento de los ingresos viene impulsado por la recaudación tributaria, que crece un 4% y compensa los retrocesos en cotizaciones sociales y el resto de recursos.

Precisamente el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha celebrado que este año será el primero en que los ingresos tributarios se aproximen a lo presupuestado, pese a que quedarán unos 3.500 millones por debajo.

Según Hacienda, entre enero y octubre destacó especialmente la recaudación por IVA, de 58.249 millones, un 6% más. El impuesto de sociedades aumentó sus ingresos un 1,1%, hasta los 25.762 millones, y los del IRPF crecieron un 1,1%, hasta 26.841 millones, gracias a las mayores retenciones del trabajo. Los ingresos del impuesto de la electricidad aumentaron un 26,2%; los del carbón, un 30,7%, y los de hidrocarburos, un 3,1%.

En paralelo al aumento de los ingresos, el Estado bajó sus gastos en un 3,2%, en parte gracias a las menores transferencias a la Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y el Fondo de Garantía Salarial.

También contribuyeron los descensos en los intereses devengados (del 6,4%), la aportación a la Unión Europea por IVA y RNB (13,1%), consumos intermedios (10,2%) y remuneración de los asalariados (2,3%), en ese caso por el efecto comparativo de la devolución de parte de la paga extra de 2012 en el ejercicio 2016.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es