Buscador de la Hemeroteca
Secciones
inferior a las cotizaciones pagadas

El sistema de paro para los autónomos acumula un superávit de 761 millones

22 de Noviembre de 2017
En el caso de que la productividad del empleado no alcance el nivel del nuevo salario, la consecuencia directa es la bajada de la competitividad del tejido empresarial español.

AIReF concluye que no existe riesgo de sostenibilidad en el largo plazo de esta prestación.

El sistema de prestación por cese de actividad, el llamado "paro de los autónomos", ha generado hasta 2015 unas reservas de 761 millones de euros ya que el gasto, es decir las ayudas que se han abonado, ha sido muy inferior a las cotizaciones pagadas por este concepto.

Según datos del Ministerio de Empleo recopilados por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), desde 2010 -cuando se creó esta prestación- todos los años los ingresos han superado el gasto lo que ha generado 666 millones de reservas a través de las mutuas y 95 millones directamente en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Así, por ejemplo, en 2015 y con los datos de las mutuas que colaboran con la Seguridad Social, los ingresos sumaron 144 millones frente a 10 millones de gasto en pagar estas prestaciones, lo que da un ratio del 7%. En 2016, ese porcentaje subió al 9,3%: 135 millones de ingresos frente a los 12,6 millones en gasto.

La AIReF recoge estas cifras en un informe elaborado para opinar sobre la fórmula que se aplica para calcular el tipo mínimo que deben pagar los autónomos para poder optar a esta prestación por cese de actividad y que está fijado por ley en el 2,2%.

Además, aplicando esta fórmula con datos del último año, señalan, queda por debajo de esa cifra, en el 0,26%.

En ese documento, la AIReF también recoge que el porcentaje de autónomos que opta por cotizar por esta prestación se ha reducido desde 2013 y con "mayor intensidad" a partir de 2015. En diciembre de 2016, señalan, de los 3.191.291 de afiliados sólo cotizaban por cese de actividad 518.516, el 16,2% del total.

En cuanto a las solicitudes de esta ayuda, la AiReF señala que, en 2016, se reconocieron 1.985 prestaciones de las 4.669 solicitadas, lo que deja la tasa de aceptación en el 42,5%, "relativamente baja comparada con la tasa de reconocimiento del resto de prestaciones del sistema de protección, fundamentalmente por la dificultad de acreditar la situación de cese de actividad".

Con todos esos datos, la AIReF concluye que no existe riesgo de sostenibilidad en el largo plazo de esta prestación.

"Considerando que el tipo de cotización mínimo establecido en la ley es aún muy superior al tipo de equilibrio (...) y que los criterios de reconocimiento son exigentes y, por lo tanto el gasto va a seguir siendo limitado, no parece existir un riesgo de sostenibilidad de la prestación", concluye.

Desde las asociaciones de autónomos han criticado tanto la dureza de los requisitos para poder solicitar esta prestación como la escasa aceptación de peticiones por parte de las mutuas y la cuantía de las ayudas.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es