Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Tecnología

¿Cómo transformará la tecnología blockchain la logística y el transporte?

15 de Noviembre de 2017
Esta tecnología, sin embargo, está en

Blockchain es una tecnología que funciona como una cadena de bloques de datos que registran una transacción de forma segura e inalterable.

Blockchain es una tecnología que funciona como una cadena de bloques de datos que registran una transacción de forma segura e inalterable mediante el uso de un conjunto de ordenadores (nodos) conectados a través de un protocolo común.

Los datos de las transacciones se registran como si se tratara de un gran libro de contabilidad distribuido en red y de libre acceso que puede consultarse públicamente pero cuyos registros no pueden modificarse, garantizando así la seguridad de los datos.

La trazabilidad de los procesos es también otra de las ventajas de blockchain, ya que es posible verificar todas las etapas registradas de una transacción.

Blockchain no está controlado por ninguna autoridad y su consulta es anónima, manteniendo la privacidad. Además, es posible definir redes de blockchain privadas e identificar a los participantes mediante claves y responder así a las exigencias de entornos empresariales en los que la privacidad y el rendimiento son aspectos importantes.

Estas características permiten desarrollar nuevos modelos de negocio basados el uso de blockchain. Por ejemplo, se pueden desarrollar nuevos tipos de contratos llamados "smart contracts", que consisten en contratos ejecutables por sí mismos de forma automática, ya que en realidad son códigos de programación que funcionan como un "software".

Esto es posible debido a que blockchain permite almacenar contratos autoejecutables, sin intervención de nadie, que pueden funcionar de manera autónoma y automática, sin necesidad de un tercero.

Funcionan de manera programada y las partes pueden definir el objeto del contrato, las acciones que se pueden realizar, así como las cláusulas de aplicación. Estas características hacen que blockchain tenga una gran capacidad transformadora en procesos complejos en los que la confianza y la colaboración entre los actores que participan en ellos son esenciales.

Blockchain opera a través de Internet y hace posible gestionar transacciones con activos de cualquier tipo a los que se les confiere un valor digital. El ejemplo más claro de blockchain es la moneda virtual "Bitcoin", que utiliza esta tecnología para su funcionamiento.

El bitcoin no es dinero físico, sino un activo dotado de un valor monetario virtual con el que se pueden realizar transferencias en el mundo digital basadas en la confianza y la colaboración.
Las entidades bancarias están actualmente invirtiendo mucho en el desarrollo de soluciones blockchain, sobre todo para los pagos transfronterizos.

Pero blockchain también puede utilizarse para transacciones de valor en el comercio electrónico, como la descarga de contenidos en Internet (música, libros digitales).

Blockchain es una tecnología aún incipiente con un enorme potencial de desarrollo que está avanzando a gran velocidad y tendrá un indudable impacto en la empresa. Puede utilizarse en redes públicas o privadas y se pueden configurar redes entre actores de un determinado ámbito o sector.

De hecho, ya existen diversas iniciativas empresariales en entornos de redes privadas con plataformas y consorcios blockchain, como Multichain, Ethereum o Hyperledger. La primera es una evolución de bitcoin que permite crear redes privadas de blockchain y construir aplicaciones sobre ellas de manera rápida.

Ethereum es una plataforma blockchain para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas basadas en “smart contracts” e Hyperledger es un ecosistema para realizar aplicaciones empresariales distribuidas.

En un informe publicado por Indra en colaboración con UNO, la organización empresarial de los operadores de logística y transporte, se examinan algunas iniciativas llevadas a cabo en la aplicación del blockchain en sectores como el transporte y la logística.

El comercio internacional implica complejas operaciones logísticas en las que participan diversas entidades y movimientos de mercancías, información y dinero. Blockchain facilita la gestión de las transacciones comerciales, conectando a importadores y exportadores, bancos, aseguradoras, operadores logísticos, autoridades y al resto de las partes implicadas. Asimismo, agiliza los procesos mediante "smart contracts" en la gestión de operaciones, haciéndolas menos costosas y más transparentes.

En el sector del automóvil, dentro del cual intervienen numerosos procesos y actores, se están lanzando iniciativas blockchain en áreas como vehículos autónomos, coche eléctrico, logística y cadena de suministro. Fabricantes como Renault, Toyota o Mercedes están invirtiendo en diversos proyectos basados en blockchain.

Un ejemplo de las ventajas resultantes de la aplicación de blockchain en este sector sería la posibilidad de llevar un registro fiable y compartido de todos los eventos ocurridos en el ciclo de vida de un vehículo, desde su producción hasta su historial de revisiones, averías, emisiones y otros datos de interés que puedan servir a la toma de decisiones dirigidas a aspectos como la sostenibilidad ambiental, la mejora de la seguridad vial o la reducción de la siniestralidad.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es