Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Demanda interna

Radiografía del consumo privado en España

17 de Noviembre de 2017
En cuanto al empleo en servicios, aumentó un 2,5% en agosto.

Un total de 75.000 millones de euros fue la cifra que se destinó a financiar el consumo durante el año pasado

El consumo de los hogares alcanzó los 630.000 millones de euros en 2016, el 60% del PIB, unas cifras positivas que ha querido resaltar el presidente de CEOE, Juan Rosell, en la jornada ’20 años de transformación del consumo en España’, organizada por El Economista. 

Durante 2015 y 2016 el consumo privado creció a ritmos del 2,9% en términos reales y, en lo que va de 2017, su avance se sitúa en el 2,5%, destacan los datos de la patronal. Un indicador que mantiene una tendencia positiva desde el año 2014.



El consumo en España ha vivido una transformación en los últimos años. De hecho, Rosell ha señalado que hace 40 años el 40% del gasto de las familias se destinaba a la alimentación, mientras que ahora es un 15%, en ese momento la vivienda representaba el 10% del gasto, ahora es del 30%. “Antes se consumía con menos capacidad de decisión, ahora se realiza con planificación y conocimiento, gracias a Internet; se trata de un consumidor más conectado”, ha afirmado el presidente de la patronal.

Los bancos destinaron un total de 75.000 millones de euros a financiar el consumo durante el año pasado, el 10% de los créditos que dieron a los hogares. Una cifra que resalta la importancia creciente que está teniendo el consumo en el día a día de los españoles y que, según la patronal, continuará teniendo una tendencia positiva en 2018. De hecho, esta financiación ha crecido un 30% desde el año 2014.

“La mejora económica ha potenciado el crecimiento de la financiación al consumo”, ha explicado Rosell. “Ahora se consume con más planificación y control”, afirma.

Este cambio en la formar de consumir lo ha achacado a las diferencias sociodemográficas, como la introducción de la mujer en el mundo laboral, el descenso en el número de hijos, el envejecimiento de la población o el aumento de los hogares unipersonales, entre otros.

“Hoy en día es posible comprar cualquier producto en cualquier lugar del mundo a través de Internet”, ha destacado Rosell, argumentando que la tendencia se acerca a un consumo con más garantías, de mayor calidad, con libertad de horarios, con un aumento de entregas a domicilio, según la demanda del cliente.

Además, ha señalado la importancia de las nuevas tecnologías en la forma actual de consumir: “En España tenemos récord de smartphones, alrededor del 90% de los españoles tiene uno”. Una revolución que también afecta a los métodos de pago: “Los españoles utilizan más la tarjeta y menos el efectivo: los métodos alternativos para pagar dependen de las necesidades de Internet”, ha remachado.

Rosell ha querido señalar los buenos datos y el cambio en el consumo en contraposición a lo sucedido durante la crisis: “El consumo privado descendió 15 puntos porcentuales entre 2008 y 2013, más de lo que lo hizo el PIB”.

Por último, el presidente de los empresarios ha resaltado que el aumento del consumo es consecuencia del incremento del PIB y de la mejora del empleo, “pero también del incremento de la productividad” que repercute en ambos indicadores.

Datos del consumo en España
  • El gasto medio por hogar en 2016 fue de 28.199,88 euros, un 2,6% más que en 2015. El gasto medio por persona fue de 11.312,41 euros, un 3% más que en 2015.
  • El sector en el que el gasto medio por hogar creció de forma más significativa en 2016 fue Comunicaciones, cuyo gasto se incrementó un 11,4% respecto a 2015 (debido al incremento del gasto en servicios de telefonía). 
  • Entre los grupos en los que disminuyó el gasto medio por hogar en 2016 cabe destacar la Enseñanza, con una bajada del 2,1%, y la Sanidad, con un descenso del 0,5%.
  • En el acumulado de matriculaciones de vehículos en los diez primeros meses del año 2017, el mercado de turismos registró 1.027.818 unidades, lo que supone un 7,3% más que en el periodo enero-octubre de 2016.
  • El peso del consumo privado sobre el total de la economía se ha mantenido prácticamente estable en los últimos 20 años, aunque descendió hasta el 55% durante la última crisis económica.
  • El cambio se produjo sobre todo en la década de los noventa, donde se produjo la mayor expansión del consumo. La economía española vivió una fuerte transformación de su capacidad de consumo; desde apenas un producto o una marca para cubrir una necesidad a una explosión de referencias que no solo cubrían una necesidad sino que creaban otra.
  • Entre 1997 y 2007 el gasto en consumo de los hogares se duplicó en términos nominales, desde los 300.000 millones de euros, hasta los 600.000. Desde entonces, se ha mantenido en torno a esta cifra.
  • A partir de 2014, con la finalización de la crisis y la vuelta al crecimiento de la actividad y del empleo, las expectativas de los consumidores mejoraron rápidamente y el consumo volvió a registrar crecimientos notables.
¿Cuáles son las demandas que piden los consumidores?
Los empresarios han destacado una serie de tendencias en la demanda de los clientes que buscan productos: 
  • Mejores servicios asociados al producto (garantía, calidad, servicio al cliente, distintos canales de venta, horarios más amplios, entrega a domicilio…).
  • Mayor concienciación medioambiental (productos ecológicos, packaging sostenible, envases reciclables, productos vegetarianos y veganos…).
  • Una mayor preocupación por la salud y por los productos saludables (productos ecológicos, BIO, dietéticos, sin azúcar, sin grasas perjudiciales…).
  • Mayor demanda de productos antialérgicos ante el incremento de estas afecciones (sin gluten, sin lactosa…).
  • En lo que respecta a los vehículos, las demandas se centran en aspectos funcionales (capacidad, consumo, menos contaminantes…) y en seguridad, dejando en un lugar secundario las prestaciones de potencia y velocidad.
  • En lo que respecta a las nuevas tecnologías, España se sitúa como el país con más smartphones por habitante junto a Singapur. Esto hace que sus ventas ya se estén ralentizando, aunque sea un producto de rápida renovación.
  • Mayor utilización del comercio electrónico y las compras a través de Internet. En 2016 el importe de las operaciones fue un 20% superior al de 2015. Sobre todo en lo relacionado con agencias de viajes, billetes de avión, vestido y calzado.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es