Buscador de la Hemeroteca
Secciones
hasta el 3,1 % en 2017

La UE mejora la previsión de crecimiento de España con Cataluña como "riesgo"

10 de Noviembre de 2017
Este progreso económico se plasma en el avance del mercado laboral.

La Comisión Europea mejoró sus previsiones de crecimiento para España hasta el 3,1% en 2017 y hasta el 2,5% en 2018.

La Comisión Europea (CE) mejoró sus previsiones de crecimiento para España hasta el 3,1% en 2017 y hasta el 2,5% en 2018, pero alertó de que existe el riesgo de que los futuros desarrollos en la crisis de Cataluña tengan un impacto sobre el crecimiento de la economía que todavía no puede calcular.

"Existe el riesgo de que desarrollos futuros puedan tener un impacto más bien limitado sobre el crecimiento, pero no podemos anticiparlo en este momento y no queremos especular sobre una u otra evolución política", dijo el comisario Europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en la presentación de las previsiones macroeconómicas de otoño del Ejecutivo comunitario.

Moscovici explicó que el escenario central que contempla la Comisión no incorpora un "potencial impacto económico importante por los eventos en Cataluña", e incidió en que "hasta ahora las reacciones del mercado han sido muy limitadas". "Consideramos que un impacto macroeconómico es muy limitado, incluso insignificante, y en adelante le daremos seguimiento", dijo.

En este contexto, la Comisión es más optimista que en sus previsiones de primavera, y ha elevado tres décimas la proyección de crecimiento para este año, al 3,1% del producto interior bruto (PIB), la misma cota que prevé el Gobierno español, y una décima la del próximo, al 2,5%, superior al 2,3% que calcula el Ministerio de Economía.

El Gobierno de España sí pone cifras a la crisis catalana y prevé que reste unos 5.000 millones de euros, entre cuatro y cinco décimas de crecimiento del PIB en 2018, dado que de no haberse producido el contencioso, el alza hubiera sido de entre el 2,7% y 2,8% del PIB, según el ministro de Economía, Luis de Guindos.

También otros organismos, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco de España, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) o el banco BBVA, han alertado de que la situación en Cataluña podría perjudicar al crecimiento, aunque sus estimaciones abarcan amplias horquillas.

El Banco de España cree que la crisis catalana podría restar entre 0,3 y 2,5 puntos porcentuales al crecimiento, la AIReF, entre 0,4 y 1,2 puntos, y el BBVA, entre 0,2 y 1,1 puntos.

En términos generales, la CE prevé que en España el crecimiento "se mantenga robusto" impulsado por el consumo privado y las exportaciones, pero "se reduzca en adelante" por la ralentización de este consumo, aunque admite que podría también darse un impacto positivo por una contribución "más fuerte de los esperado" de las exportaciones.

En cuanto al déficit público, el Ejecutivo comunitario espera que se rebaje al 3,1% en 2017, en línea con el objetivo pactado con Bruselas, y al 2,4% en 2018, por encima del objetivo del 2,2%.

El panorama es más positivo que en primavera, cuando apuntaba a un desvío del 3,2% este año y del 2,6% el próximo, y similar al que esboza el Gobierno, que espera un 3,1% y 2,3%, respectivamente.

El comisario Moscovici se esforzó en subrayar que la Comisión no excluye que España dé "una buena sorpresa en 2017", e insistió en que la reducción del desvío "va por buen camino, por no decir muy buen camino". "No tengo dudas de que el déficit seguirá bajando de forma muy importante y España saldrá muy pronto del procedimiento por déficit excesivo", dijo.

Si el déficit deja atrás la cota del 3% considerada excesiva este año, la CE podría proponer en primavera poner fin al procedimiento, que el año pasado estuvo a punto de costarle a España una sanción millonaria.

Bruselas advierte, sin embargo, de que por el lado fiscal existen riesgos ligados al posible impacto de un acuerdo sobre las carreteras de peaje en dificultades y a la "incertidumbre sobre el presupuesto de 2018", que el Gobierno aún no ha aprobado.

En cuanto a la deuda, la CE espera que se reduzca del 99% del PIB en 2016, al 98,4% este año y al 96,9% en 2018. Prevé también que prosiga la creación de empleo, pero que su ritmo se modere de aquí a 2019, y estima que la tasa de paro bajará al 17,4% en 2017 y al 15,6% en 2018.

El crecimiento de salarios será "suave" este año pese al alza de la inflación, pero "aumentará gradualmente" en 2018 y 2019, según la CE. El Ejecutivo comunitario incluyó por primera vez sus previsiones para 2019: en España espera un crecimiento del 2,1% del PIB, un déficit del 1,7%, que la deuda caiga al 95,5% y el paro al 14,3%.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es