Buscador de la Hemeroteca
Secciones
para mejorar la economía y el bienestar

¿Cómo impacta la migración en el desarrollo de las ciudades?

06 de Noviembre de 2017
Las características de las futuras migraciones implicarán consecuencias cada vez más complejas y nuevos desafíos a las funciones y responsabilidades tradicionales de las ciudades.

Las características de las futuras migraciones implicarán consecuencias cada vez más complejas y nuevos desafíos a las funciones y responsabilidades tradicionales de las ciudades.

Vivimos en un mundo cada vez más urbanizado, impulsado por continuos movimientos migratorios que llevan a millones de personas a las grandes ciudades en busca de oportunidades para mejorar sus condiciones económicas y su bienestar.

Las ciudades son el centro de soluciones innovadoras que permiten a los migrantes contribuir al crecimiento de las sociedades en las que se integran, según el informe 'Migración y su impacto en las ciudades' del Foro Económico Mundial. Sin embargo, a menudo las autoridades políticas fracasan en su intento de aprovechar el potencial de los migrantes para favorecer su integración y alentar su participación en el progreso de las ciudades.

Las características de las futuras migraciones implicarán consecuencias cada vez más complejas y nuevos desafíos a las funciones y responsabilidades tradicionales de las ciudades. La migración económica cambiará, según el informe, la geografía de la prosperidad y el cambio climático provocará muchos desplazamientos de población, aumentando los movimientos transfronterizos.

La migración es un proceso continuo sometido a un amplio debate político a nivel mundial. Gestionar la movilidad de los flujos humanos es uno de los principales desafíos para los países receptores. Este problema se hace más acuciante en el caso de las ciudades, principal destino de los flujos de población migrante. Las causas y las rutas de los diferentes tipos de migraciones, a veces difíciles de determinar, complican la gestión de sus efectos y consecuencias.

Se espera que el volumen de los flujos migratorios internacionales, que en 2015 se estimó en 244 millones de personas, se incremente de forma considerable en los próximos años. Sin embargo, el volumen de las migraciones dentro de un mismo territorio (migraciones internas), que es tres veces superior (763 millones de personas de acuerdo con las últimas estimaciones recientes), pasa más desapercibida para la opinión pública.

La mayor parte de los migrantes se establecen en las ciudades, pero las estadísticas que registran la inmigración urbana son muy limitadas, especialmente las que se refieren a los países en desarrollo, donde esta información podría contribuir a planificar mejor la gestión de la migración.

Las ciudades son un elemento clave de este fenómeno, aunque se encuentran aún lejos de implicarse de un modo más efectivo en las decisiones nacionales e internacionales sobre migración.

Las ciudades deben enfrentarse a grandes retos para facilitar infraestructuras urbanas y servicios que atiendan a las necesidades básicas de la población que reciben: vivienda, educación, servicios sanitarios, acceso al empleo y a recursos básicos, transporte, integración, cohesión social, seguridad, etc.

Para ilustrar en profundidad esta situación, el informe examina cómo han abordado los movimientos migratorios una muestra de grandes metrópolis del mundo, 22 de las cuales han colaborado voluntariamente.

Sus casos revelan la presión de los problemas para atender las necesidades de la nueva población, como la vivienda, el empleo o los servicios e infraestructuras sanitarias que requieren. A nivel educativo, las ciudades se enfrentan a retos como integrar alumnos de diferentes idiomas y culturas, mientras en el ámbito laboral el acceso al mercado de trabajo de los migrantes constituye la principal prioridad.

Un aspecto clave es la integración de los migrantes en los proyectos de desarrollo local. Para ello, las ciudades necesitan recabar datos que les permitan conocer más detalles sobre los perfiles de las personas migrantes, las motivaciones que han llevado a su desplazamiento y las condiciones en las que se encuentran en su nuevo lugar de residencia. Esta información es importante para ampliar la comprensión del fenómeno migratorio.

Otro elemento importante es la percepción que se tiene de los migrantes en los lugares de destino. La estigmatización generalizada de la migración debe modificarse con evidencias y no con percepciones sesgadas. Las ciudades necesitan reunir evidencias y datos que puedan ayudar a las autoridades municipales a eliminar ideas negativas preconcebidas sobre la migración.

Las ciudades pueden explorar la colaboración con medios de comunicación para difundir estas evidencias basadas en datos estadísticos relevantes sobre los efectos de los movimientos migratorios.

Uno de los impactos de este fenómeno es el aumento de la diversidad social de las ciudades, que obligan a replantear medidas de integración. Las ciudades tienen que transformarse de forma íntegra, sin centrarse en atender solo a las necesidades de categorías específicas de grupos sociales. Los esfuerzos de integración son un proceso intergeneracional que las ciudades deben saber planificar adecuadamente para evitar su fracaso.

Las ciudades deben asumir las actuales tendencias de la migración y aceptar su responsabilidad en la gestión de sus efectos, implicando a sectores públicos y privados para garantiza la integración de los migrantes.

La actual tendencia a la descentralización administrativa está dando a los gobiernos locales un mayor protagonismo en la gestión de las migraciones y obligando a redefinir las competencias y recursos de los que disponen para mejorar su capacidad de gestión frente al hecho migratorio.

El Foro Económico Mundial destaca en su informe que:
 
  • La migración es un factor de crecimiento para las ciudades que debería incorporarse a los procesos de planificación urbana.
 
  • La migración se ha analizado más como un fenómeno internacional, prestando menos atención a los movimientos de población a nivel interno y sus consecuencias.
 
  • Las causas de la migración hacia las ciudades son muy diversas. Sin embargo, la primera de ellas sigue siendo la búsqueda de mejores condiciones para una mayor calidad de vida.
 
  • A menudo, la migración continúa percibiéndose como algo negativo por parte de la población local, que ve en ella una amenaza para el mantenimiento de sus puestos de trabajo y que además puede incrementar los costes de los servicios públicos. Sin embargo, muchos estudios destacan que los migrantes contribuyen a aumentar la productividad de sus lugares de destino.
 
  • La migración es sobre todo positiva, pero no planificar la integración de las poblaciones migrantes incrementa los riesgos y costes para las ciudades de acogida, reduciendo las posibilidades de aprovechar su potencial de desarrollo.
 
  • Al igual que la urbanización, la migración es una tendencia que forma parte del desarrollo y de las transformaciones sociales en la actualidad. Sin embargo, las ciudades apenas consideran el hecho migratorio en su planificación y sería más positivo que lo tuvieran en cuenta en sus procesos de decisión.
 
  • La migración plantea retos pero también ofrece oportunidades. Reforzar la capacidad de las ciudades para garantizar los servicios suficientes para atender las necesidades básicas de los migrantes es un aspecto crítico para gestionar el rápido crecimiento demográfico asociado a la migración.
 
  • Las ciudades tienen que mostrar su capacidad de liderazgo en la integración de las personas migrantes.
 
  • La gobernanza de la migración depende en gran medida del grado de participación de los actores implicados más allá del nivel municipal. Implica el mantenimiento de relaciones estratégicas con actores clave de todos los niveles de gobierno y con sectores transversales (organizaciones internacionales, organizaciones civiles y entidades del sector privado).
 
  • La participación de otros actores o grupos de interés, al margen de las autoridades municipales, debe ser cada vez más importante. El sector privado y las organizaciones no gubernamentales son vitales para garantizar el acceso de los migrantes urbanos a servicios e infraestructuras esenciales y al empleo, así como promover su asimilación.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es