Buscador de la Hemeroteca
Secciones
En 2017

España mejora 5 puestos en el ránking para cerrar la brecha de género

02 de Noviembre de 2017
Igualdad de género

El estudio analiza los esfuerzos de 144 países a la hora de avanzar hacia la igualdad de género.

España, en su avance hacia la paridad, ha subido cinco puestos en sus esfuerzos por cerrar la brecha de género, debido principalmente a los progresos logrados en el empoderamiento político y la salud y esperanza de vida, según el ránking global publicado por el Foro Económico Mundial. De esta manera, España es actualmente el vigésimo cuarto país del mundo en superar el desequilibrio de género y avanzar en la igualdad entre mujeres y hombres.

El informe del Fondo Económico Mundial determina que a nivel global hubo un retroceso en 2017 de la paridad por primera vez en una década, a causa sobre todo de la desigualdad en el lugar de trabajo y en la representación política. Por ello, augura que con los avances actuales la brecha de género en el mundo no se cerrará hasta dentro de cien años.

En las empresas, las perspectivas son incluso peores: el Foro Económico Mundial calcula que la igualdad entre trabajadoras y trabajadores no llegará hasta dentro de 217 años -es decir, en 2234- cuando el año pasado estaba previsto que se produciría en 2186. Tras el declive registrado este año, a nivel global el 68% de la brecha en igualdad de género se ha cerrado.

El estudio analiza los esfuerzos de 144 países a la hora de avanzar hacia la igualdad de género a través de cuatro pilares con sus respectivos subíndices: logros educativos, salud y supervivencia, oportunidad económica y empoderamiento político.

España ha conseguido este año 0,746 puntos de un total de 1 punto posible que equivale a la paridad, con lo que ha cerrado la brecha de género en casi un 74,6%, es decir aún le queda alrededor de un 25% para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres.

El país ha dado de un año a otro un gran salto en el capítulo de salud y supervivencia, que mide la esperanza de vida entre otros aspectos, al avanzar diez posiciones hasta el lugar 81. También ha avanzado cuatro puestos en empoderamiento político, ya que actualmente figura en el 22 y el año anterior estaba en el 26, pero ha descendido una posición en la participación de mujeres en el Parlamento.

En cuanto a las mujeres en posiciones ministeriales, España da un salto del lugar 24 al 13. Por contra, España ha empeorado de un año a otro en el apartado de participación y oportunidad económica, donde pasa del puesto 72 al 81.

No ha mejorado nada en la participación de la mujer en el mercado laboral, donde se mantiene en el lugar 54. También pierde cuatro posiciones en el área de legisladores, altas funcionarias y directivas, hasta situarse en la 68.

En la igualdad de salarios para un trabajo similar incluso desciende cuatro escalones, hasta el 122, y también baja cinco lugares en el campo de ingresos estimados, hasta el 60. Donde sí escala posiciones -tres en total- en este pilar es en el de trabajadoras profesionales y técnicas, hasta la 67.

El país ha retrocedido en el ámbito de los logros educativos, al pasar del puesto 43 al 45, pese a que en las matriculaciones en educación primaria, secundaria y terciaria (superior) se mantiene en el número uno. España ha avanzado mucho en la tasa de alfabetización, área en la que en 2016 se situaba en el lugar 73 y ahora en el 64.

Según el Foro Económico Mundial, España tiene la misma brecha de género por cerrar que la media de Europa occidental, un 25%. Se trata de la región que mejor resultado cosecha entre todas, aunque también es la que más disparidades experimenta entre países y en la que se estancan o incluso revierten los avances observados en una serie de naciones.

Europa Occidental acoge a cuatro de los cinco países más avanzados en cuanto a igualdad de género -Islandia (1), Noruega (2), Finlandia (3) y Suecia (5)- impulsados por sus fuertes puntuaciones en empoderamiento político y un buen rendimiento continuado en participación y oportunidad económica. Por contra, en la cola se encuentran cuatro Estados que tienen aún una brecha de género del 30% o más: Grecia, Italia, Chipre y Malta.

De los veinte países de la región analizados por el Foro Económico Mundial, nueve han mejorado su puntuación general en comparación con la del año pasado y once han retrocedido. Irlanda (8) también se mantiene entre los primeros diez países en igualdad de género, mientras que Francia se coloca en undécimo lugar, seguido de Alemania (12), Dinamarca (14) y el Reino Unido (15).
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es