Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Desafío catalán

Puigdemont: Si el Gobierno impide el diálogo, el Parlament podrá votar la independencia

19 de Octubre de 2017
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.

Efe
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha avisado, en una carta a Mariano Rajoy, de que "si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión", el Parlament "podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el día 10".

Después de que el pasado lunes enviara a Rajoy una primera respuesta a su requerimiento, en la que no concretaba si había proclamado la independencia y ofrecía abrir un periodo de dos meses para dialogar, a las 10.00 horas de hoy finalizaba el segundo plazo para que Puigdemont aclarara dudas al Gobierno central, que a continuación ha decidido continuar con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución.

En su nueva carta, que ha llegado a Moncloa minutos antes de las 10.00, Puigdemont sí reconoce explícitamente que en su comparecencia del 10 de octubre el Parlament "no votó" ninguna declaración de independencia y recalca que su "suspensión continúa vigente", antes de añadir: "Pese a todos estos esfuerzos y nuestra voluntad de diálogo, que la única respuesta sea la suspensión de la autonomía indica que no se es consciente del problema y que no se quiere hablar".

Puigdemont arranca su misiva -de un folio, más corta que la enviada el lunes- señalando que en la jornada del 1 de octubre el pueblo de Cataluña "decidió la independencia en un referéndum con el aval de un elevado porcentaje de los electores", que fue "superior al que ha permitido al Reino Unido iniciar el proceso del Brexit y con un número de catalanes mayor del que votó el Estatut".

Sobre su comparecencia del 10 de octubre ante el pleno del Parlament, recuerda que propuso "dejar en suspenso los efectos de aquel mandato popular" del 1-O. "Lo hice para propiciar el diálogo que de manera reiterada nos han hecho llegar, a usted y a mí, instituciones y dirigentes políticos y sociales de toda Europa y del resto del mundo. En este sentido, en mi carta del lunes, le propuse celebrar una reunión que todavía no ha sido atendida", afirma.

Puigdemont advierte de que "tampoco ha sido atendida la petición de revertir la represión", sino "al contrario, se ha incrementado y ha comportado la entrada a prisión" del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y del presidente de la ANC, Jordi Sánchez, líderes de dos "entidades de acreditada trayectoria cívica, pacífica y democrática".

"Si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión, el Parlamento de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el día 10 de octubre", concluye.

El pasado martes, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, señaló que el Parlament podría hacer "una votación de carácter formal", para "mandatar al Govern la implementación" de la independencia, "que es lo que dejó en suspenso" Puigdemont en su comparecencia de la semana pasada y al ofrecer luego un periodo de dos meses para dialogar con el Gobierno de Mariano Rajoy.

El grupo parlamentario de Junts pel Sí explicó que trabaja "con paso firme" con la CUP para avanzar en "la concreción parlamentaria de los efectos vinculantes del referéndum del 1 de octubre", que consisten en "hacer efectiva la república" catalana. Ayer, el consell nacional del PDeCAT ya avaló levantar la suspensión de la declaración de independencia si Rajoy activaba el artículo 155 de la Constitución.

La carta de Carles Puigdemont al Gobierno
Apreciado Presidente Rajoy,

El pueblo de Cataluña, el día 1 de octubre, decidió la independencia en un referéndum con el aval de un elevado porcentaje de los electores. Un porcentaje superior al que ha permitido al Reino Unido iniciar el proceso del Brexit y con un número de catalanes mayor del que votó el Estatut d'Autonomia de Catalunya.

El 10 de octubre, el Parlament celebró una sesión con el objeto de valorar el resultado del referéndum y sus efectos; y donde propuse dejar en suspenso los efectos de aquel mandato popular.

Lo hice para propiciar el diálogo que de manera reiterada nos han hecho llegar, a usted y a mí, instituciones y dirigentes políticos y sociales de toda Europa y el resto del mundo. En este sentido, en mi carta del lunes, le propuse celebrar una reunión que todavía no ha sido atendida.

Del mismo modo, tampoco ha sido atendida la petición de revertir la represión. Al contrario, se ha incrementado y ha comportado la entrada a prisión del presidente de Òmnium Cultural y el presidente de la Assemblea Nacional Catalana, entidades de acreditada trayectoria cívica, pacífica y democrática.

Esta suspensión continua vigente. La decisión de aplicar el artículo 155 corresponde al Gobierno del Estado, previa autorización del Senado. Pese a todos estos esfuerzos y nuestra voluntad de diálogo, que la única respuesta sea la suspensión de la autonomía, indica que no se es consciente del problema y que no se quiere hablar.

Finalmente, si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión, el Parlament de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la independencia que no votó el día 10 de octubre.

Atentamente,

Carles Puigdemont i Casamajó
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es