Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Informe trimestral de CEOE

La economía española muestra mayor dinamismo de lo esperado

13 de Septiembre de 2017
Industria

La economía española se desacelera levemente en el tercer trimestre.

El crecimiento de la economía española en el segundo trimestre de 2017 sigue destacando entre los países de su entorno, con un avance trimestral del 0,9%, superando las tasas trimestrales que han alcanzado Alemania (0,6%), Francia (0,5%), Italia (0,4%) o Reino Unido (0,3%). No obstante, según el último informe trimestral de la economía española elaborado por el servicio de estudios de CEOE, en el tercer trimestre se producirá una leve desaceleración de la actividad.

El indicador de actividad de CEOE para el tercer trimestre señala un leve desaceleración económica (0,8%), en línea con algunos indicadores que ya se van conociendo en este periodo. Así, los afiliados a la Seguridad Social en julio y agosto marcan una tendencia hacia la moderación, con una tasa de crecimiento interanual del 3,5%, frente al 3,8% del segundo trimestre, aunque el ritmo de creación de empleo sigue siendo elevado. Además, otros indicadores como la matriculación de automóviles, el índice del comercio minorista o el IPI, también se han desacelerado en los últimos meses.

Aunque las primeras previsiones para la economía española en 2017 pronosticaban una continuidad de la tendencia de desaceleración seguida durante 2016, el repunte que ha registrado la actividad y el empleo en los primeros meses de 2017 hace prever un crecimiento similar al de 2016, pudiendo alcanzar una tasa del 3,2% este año y del 2,7% para 2018.
 
Los principales indicadores y las previsiones para 2017 y 2018

La economía española se desacelera levemente en el tercer trimestre

CEOE mantiene su previsión de crecimiento del PIB para 2017 en el 3,2%, considerando la favorable evolución de la economía en la primera mitad del ejercicio y previendo una desaceleración muy gradual en lo que resta de 2017 y durante 2018 (ver gráfico anterior).

Para 2018, se prevé que la actividad se desacelere hasta el 2,7%. Con este escenario de previsión, España continuará creciendo más que la media de la Eurozona, y de hecho será el país que más crezca entre los principales países que comparten el euro.

Balance del segundo trimestre
Entre abril y junio, en el conjunto de la zona euro el crecimiento trimestral fue del 0,6%. En tasa interanual, la economía española alcanzó un 3,1%. Tras esta positiva marcha de la economía se encuentran una serie de factores que están evolucionando mejor de lo esperado (exportaciones, creación de empleo y actividad del sector constructor) y que están compensando los elementos que podrían estar ralentizando la economía (precio del petróleo, política fiscal e incertidumbre política). Además, todavía se mantienen otros elementos de impulso, como los bajos tipos de interés y la prolongación de las medidas de política monetaria expansiva del BCE, que favorecen las condiciones financieras.

Adicionalmente al vigor mostrado por la actividad, uno de los aspectos más relevantes es que se mantiene un patrón de crecimiento equilibrado, donde la demanda interna aumenta levemente su aportación al avance del PIB hasta situarse en 2,4 puntos porcentuales y el sector exterior también contribuye positivamente, con 0,7 puntos porcentuales, en un contexto donde se han desacelerado tanto las exportaciones como las importaciones. Dentro de la demanda interna cabe destacar el vigor del consumo privado, que repuntó en tasa trimestral desde el 0,4% al 0,7%, aunque mantiene su ritmo interanual en el 2,5%.

La notable creación de empleo y los bajos tipos de interés han favorecido esta evolución. Además, la inflación en estos meses se ha visto contenida con respecto a los primeros meses del año.

Por su parte, la inversión de bienes de equipo continúa configurándose como el componente más dinámico de la demanda interna en términos interanuales, con una tasa del 4,1%, si bien se comienza a apreciar cierto agotamiento en su ritmo de crecimiento debido, en parte, a la incertidumbre que afecta tanto a la situación económica mundial como a la nacional.

La inversión en construcción, que ya venía mejorando en los trimestres anteriores, ha registrado de nuevo un notable avance en el segundo trimestre (3,0% en términos interanuales), aceleración que obedece al mayor crecimiento registrado en el segmento residencial, ya que el de otros edificios y construcciones muestra cierto deterioro.

Inflación
Por su parte, la inflación se ha reducido prácticamente a la mitad desde el inicio de 2017, donde se situó en el entorno del 3%. El efecto alcista de los precios del petróleo no es tan significativo como a comienzos de año, pero todavía condiciona la evolución de la inflación general. Con todo, las previsiones para final de año sitúan la tasa interanual del IPC en el entorno del 1%, nivel similar al que se anticipa para la inflación subyacente, a pesar de la suave tendencia al alza que registró desde el mes de abril.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es