Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Transformación digital

¿Cuáles son las claves de un país FinTech?

26 de Junio de 2017
Protege a tu smartphone.

El Grupo Santander tiene 2,8 millones de usuarios que utilizan los canales digitales para consultar su cuenta.

El término FinTech viene de la contracción de las palabras inglesas finance y technology, y son aquellas compañías cuya actividad está basada en la tecnología y que ofrecen productos o servicios financieros alternativos a los bancos tradicionales. Una herramienta que ha nacido de la mano de la revolución digital y que ya es una realidad.

En concreto, en España la penetración de la banca digital es del 43%, una cifra 10 puntos por debajo de la media europea pero que tiene un crecimiento interanual del 10,3%, según Eurostat. Por ejemplo, el Grupo Santander tiene 2,8 millones de usuarios que utilizan los canales digitales para consultar su cuenta, y BBVA suma 3,9 millones clientes digitales.

En España existen en torno a 350 empresas FinTech que emplean a 5.000 personas, por ello, el IEB ha presentado su ‘Anuario de la Banca Digital y FinTech 2017’, en el que establecen las cuatro claves para que España se convierta en un país FinTech:

Regulación
La regulación, que hasta ahora ha podido entenderse como una barrera de entrada de competidores en el sector financiero, "se va a convertir en una ventaja competitiva para dinamizar el sector financiero, cada vez más abierto y global", destaca el informe. Algunos países, como Reino Unido, han sabido aprovecharla, y desde 2014 ha conseguido ser el gran polo FinTech a nivel mundial absorbiendo el 60% de toda la inversión europea en startups de este tipo.

Por este motivo, la regulación de los nuevos modelos de negocio como son el crowdlending o el equity crowdfunding, la agilidad en el acceso a todas las actividades financieras y la supervisión adaptada a los nuevos tiempos, serán factores diferenciales para que un país pueda liderar de verdad la innovación financiera en su entorno competitivo.

Inversión
Está claro que en España las cosas están cambiando, pero hasta hace poco levantar inversiones de más de 100.000 euros en FinTech ya era toda una odisea. Y eso que el volumen invertido en estas compañías a nivel mundial ascendió en 2016 a más de 24.000 millones de dólares (21.500 millones de euros). Aunque no hay datos exactos de la inversión en España, podríamos hablar de importes de unos 130 millones de euros en España en 2015 y una cifra similar en el 2016.

Bonificar la inversión en este tipo de compañías no es más que permitir que flujos de capital vayan directamente a crear valor no solo para el inversor, sino para las startups y, en definitiva, para el país.

Tecnología
No olvidemos que la palabra FinTech lleva incluida la tecnología, por lo que sin ella estas compañías no serían posibles. Si bien la tecnología debe de ser un medio más que un fin, hoy el Big Data Analytics, el BlockChain, el Cloud Computing, las APIs o la Inteligencia Artificial, entre otras, son la base para un desarrollo FinTech de éxito. Y este punto está muy ligado al siguiente puesto que no solo es necesaria la tecnología, sino además el talento tecnológico y su desarrollo.

En este punto es vital contar con centros de innovación y desarrollo, no solo privados sino también públicos, puesto que es necesario desarrollar centros de trabajo y aceleración de startups FinTech que reciban apoyo y que apuesten por las últimas tecnologías digitales.

Talento
"Hay que retener el talento nacional y evitar su continua huida", resalta el informe del IEB. Pero también hay que atraer el talento internacional. España cuenta con un gran talento financiero y tecnológico y con escuelas de formación a la vanguardia mundial en el sector FinTech. De hecho, el IEB fue la primera escuela a nivel mundial que lanzó un Programa Directivo en Transformación Digital de la Banca y FinTech hace ya 4 años.

Además, cuenta con un sistema financiero muy avanzado y que está liderando la transformación digital de la banca a nivel mundial. Esto hace que haya mucho talento disponible para emprender en nuestro país. Con todo esto, es necesario lanzar iniciativas que permitan desarrollar ecosistemas colaborativos. Hoy en España apenas contamos con una aceleradora o incubadora verticalizada en FinTech, frente a países como Reino Unido con 11 o Alemania con 5. Esto hace que estos países empleen a más de 65.000 y 15.000 personas respectivamente en este sector, muy por encima de los 5.000 empleos FinTech que hoy tiene España.

¿Cuánto talento sale del sector financiero con una gran idea y nos sabe por dónde empezar para ponerla en marcha? “Es hora de coger el toro por los cuernos y montar en España varios hub FinTech que sean, no solo la referencia del sur de Europa, sino de toda Latinoamérica”, remacha el IEB.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es