Buscador de la Hemeroteca
Secciones
PRESUPUESTOS 2017

Linde pide aplicar la regla de gasto pese a que haya equilibrio en las cuentas

06 de Junio de 2017
En 2016 no se ha producido ninguna fusión entre las entidades españolas, a pesar de que el Ejecutivo y el propio Banco de España han animado al sector a seguir avanzando en el proceso de consolidación e incluso pensar en operaciones transfronterizas.

La sede del Banco de España en Madrid.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, señala la exigencia de cumplir con la regla de gasto aunque las administraciones hayan alcanzado una situación de equilibrio presupuestario ya que la magnitud de los ajustes pendientes para sanear las finanzas es "todavía significativa".

Linde ha abierto en el Senado la ronda de comparecencias de altos cargos públicos que desglosarán los presupuestos de sus diferentes departamentos estos días y durante su comparecencia ha insistido en que el proceso de consolidación, de reducción de déficit público, es "esencial" para afrontar retos como el gasto en sanidad, en dependencia y sobre todo el de las pensiones.

Ha incidido en la necesidad de cumplir todos los requerimientos del marco presupuestario nacional y europeo, que incluyen la exigencia de reducir progresivamente el déficit y de cumplir con la regla de gasto.

"El seguimiento de la regla de gasto es especialmente relevante para aquellas administraciones que han alcanzado ya una situación de equilibrio presupuestario", ha dicho ya que así se obliga a "acumular ahorros presupuestarios en las expansiones económicas que podrán utilizarse en las épocas de recesión".

Además ha advertido de que elevados déficit y deuda pública durante periodos prolongados suelen estar asociados a mayores tipos de interés y por lo tanto a menores inversiones y crecimientos económicos, por lo que "la corrección de una ratio de deuda pública sobre PIB muy elevada requiere normalmente sostener superávit presupuestarios primarios también significativos".

En este sentido, ha puntualizado que esto exige "niveles de imposición más altos o menores gastos".

También ha alertado de que si se parte de un déficit público estructural, la vuelta al equilibrio presupuestario exigirá un crecimiento del gasto por debajo del crecimiento nominal del PIB, o un incremento de ingresos discrecional.

Afirma que si la regla de gasto se hubiera aplicado durante los años de expansión económica se habría restringido sustancialmente el gasto público anual permitido y hubiera generado un "margen de maniobra significativo" que hubiera limitado el deterioro de las finanzas durante la crisis.

Linde ha señalado que la reducción del déficit debe seguir siendo una prioridad política económica en los próximos años.

El gobernador del Banco de España ha recordado que la actual regla de gasto señala que el gasto no podrá superar la tasa de crecimiento nominal del PIB.

El crecimiento del gasto sólo podría superar esta referencia si se produce un aumento de los ingresos de carácter recurrente por lo que advierte de los cambios normativos que pueden conllevar pérdidas permanentes de ingresos.

Linde ha reiterado la necesidad de vigilar durante los próximos años la evolución de la recaudación, después de las modificaciones en el Impuesto de Sociedades, el aumento de los impuestos especiales sobre las bebidas alcohólicas y el tabaco o de las bases máximas de cotización en un 3% y del salario mínimo el 8%.

Además se ha referido al impacto sobre el gasto de los planes de empleo público para que ante eventuales desviaciones con respecto a la recaudación prevista "se pueda reaccionar a tiempo".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es