Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Optimismo

Los 5 desafíos a los que se enfrenta la banca española en 2017

25 de Mayo de 2017
  • P. Rouzaut
El comienzo del año no ha estado exento de incertidumbre para los sectores bancarios europeos.

El comienzo del año no ha estado exento de incertidumbre para los sectores bancarios europeos.

La banca española afronta el 2017 con mayor optimismo que en el ejercicio precedente. El desapalancamiento bancario, la recuperación del crédito o la incertidumbre internacional son algunos de los retos que destaca uno de los últimos Cuadernos de Información Económica de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas).

El comienzo del año no ha estado exento de incertidumbre para los sectores bancarios europeos, sobre todo con el desafío del Brexit, aunque no ha sido ni tan convulso ni tan volátil en los mercados como lo fue el 2016. Así, el ambiente monetario sigue siendo "excepcional", según Funcas, con una provisión de liquidez oficial por parte del Banco Central Europeo (BCE) muy elevada y con tipos de interés reales negativos. Un impulso que marca el recorrido de la banca española en la que existen 5 retos principales:

1. El desapalancamiento bancario no acaba de arrancar. La variación interanual de los activos totales de la banca viene cayendo de forma intensa desde 2015 y, aunque se frenó en alguna medida a finales del 2016, "no se observa una recuperación que sugiera que el tamaño del sector bancario de la eurozona ni de España vaya a crecer en el corto plazo", señala Funcas. 

Además, el crédito comenzó a recuperarse en 2015, pero el aumento de la incertidumbre en los mercados en 2016 volvió a provocar caídas del mismo. Las tasas intertrimestrales fueron negativas y no se observa un cambio de tendencia significativo. También hay que añadir a estos datos la presión regulatoria y la menor demanda de financiación en un entorno en el que el endeudamiento sigue siendo elevado. 

2. La influencia de los tipos de interés. En lo que respecta al negocio, el entorno de tipos de interés negativos es "especialmente delicado para afrontar el desafío de recuperar la rentabilidad en la industria bancaria europea". Los retos no se refieren únicamente a la generación de márgenes, sino también a cuestiones menos comentadas como el desafío técnico de diseñar contratos con tipos negativos o las perspectivas generadas en la demanda ante un coste del dinero que responde a la acción del banco central pero no refleja el riesgo real de los potenciales prestarios. 

Todo ello pesa, además, "sobre una percepción generalizada de que estos tipos reducidos favorecen a los bancos pero no a los hogares. Sin embargo, la mayor parte de las familias y empresas han podido ejercer con facilidad el esfuerzo de devolución de deuda en ese contexto de tipos de interés reales negativos", informa. Para los bancos resulta algo más complicado aplicar la prima de riesgo necesaria para poder hacer fluir el crédito de forma más decidida. De hecho, el margen de intereses sobre activos totales se mantuvo estable entre 2011 y 2014 (en el promedio del 1,8% en España y del 1,3% en la eurozona) pero se ha reducido significativamente en 2016. 

3. Solvencia. Se han incrementado los ratios de solvencia en la eurozona. El ratio de capital de primera categoría ha pasado del 11,87% al 14,96% en la banca española entre 2010 y 2016. Así, el elevado número de bancos españoles con buenas perspectivas procede de un cambio generalizado de valoración sobre su solvencia que Standard & Poor's decidió en febrero. 

La diferencia sigue siendo algo favorable al promedio de la eurozona que, en 2016 mantenía una media del 17,08%. En todo caso, "resulta tanto o más importante mantener un grado adecuado de transparencia sobre la calidad de los activos como un ratio de capitalización elevada", destaca Funcas. 

4. El desafío a nivel internacional. La banca española también se enfrente a retos a nivel internacional. La activación del proceso del Brexit en marzo de 2017 es particularmente relevante para las entidades financieras españolas por su presencia en Reino Unido. De hecho, los bancos españoles fueron los únicos entre los grandes países europeos en aumentar su exposición a Reino Unido en el año anterior al referéndum. En particular, en 21.971 millones de euros. 

Sin embargo, Funcas afirma que "no parece que existan riesgos excesivos de cambios en el entorno regulatorio para las instituciones españolas que operan en territorio británico, si bien aún es pronto para calibrar esos cambios". 

Por su parte, el presidente Donald Trump ha sugerido que la regulación que trajo la ley Dodd-frank es excesiva e inadecuada y debía ser revertida en buena medida. Si este acabara siendo el caso y se desmantelada gran parte de esa ley sin contrapesos suficientes, podría tratarse de un error de proporciones considerables por dos motivos. El primero, porque podría propiciar una inadecuada asunción de riesgos desde Estados Unidos y una proliferación de actividades de 'banca en la sombra'.

El segundo, porque dañaría considerablemente la ya de por sí débil coordinación financiera internacional que, al menos, tiene un cierto grado de homogeneidad y éxito en lo que se refiere a aspectos tales como la solvencia bancaria. Esta pérdida de coordinación podría coger a la eurozona en un momento particularmente delicado por las fragilidades que está mostrando la arquitectura financiera de la unión bancaria ante la crisis bancaria italiana.

5. La ausencia de referencias en materia de transparencia. La Autoridad Bancaria Europea se enfrenta a un reto considerable, se trata del año en el que únicamente se realizará un ejercicio de transparencia del sector bancario mientras que las próximas pruebas de esfuerzo se dejan para 2018. La crisis bancaria italiana y las dudas que persisten sobre algunas entidades sugieren que ese ejercicio de transparencia pueda ser una referencia para bien o para mal. 

"Para bien, si se ejecuta con la exigencia y garantías debidas. Para mal si, como hasta ahora, pasa por alto riesgos importantes que acaban materializándose en nuevos episodios de estrés bancario, como fue el caso de Monte dei Paschi di Siena", señala el informe. Para los bancos españoles, este ejercicio de transparencia puede ser la oportunidad definitiva para señalar que los riesgos percibidos y controlados por el mercado están alineados con la realidad del sector. 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es