Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Empleo

Cuatro propuestas para reducir la tasa de paro estructural en España

19 de Mayo de 2017
  • P. Rouzaut
En cuanto al descenso del paro en 48.559 personas, la patronal ha destacado que el dato es

A España todavía le queda un largo camino que recorrer para llegar a las cifras de otros países europeos como Reino Unido o Alemania.

En España la tasa de paro se sitúa en el 18,75% de la población activa. En 2013 llegó a alcanzar el 26,1%. Sin embargo, a España todavía le queda un largo camino por recorrer para llegar a las cifras de otros países europeos como Reino Unido o Alemania.
 
 


Ante esta situación, en uno de los últimos Cuadernos de Información Económica de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), se proponen cuatro medidas para que despegue el empleo en España y reducir el paro estructural:

1. Reconvertir y orientar a los parados mayores de 45 años y a los jóvenes. Se trata de los dos segmentos de la población a los que más ha afectado el desempleo durante los años de crisis, un lastre que continúa en el país. Para ello, el informe propone reforzar el gasto en políticas activas de empleo ya que, en el año 2016, estas equivalían a 1.100 euros por parado, frente a los 6.500 de media que se dan en los países más avanzados de la Unión Europea. Esto se traduce en que la partida presupuestaria estuviese sesgada hacia la formación, y no tanto hacia las bonificaciones de contratación.

Además, sería necesario adaptar la formación a las necesidades del tejido empresarial. Especialmente, a las habilidades digitales con una formación continua que actualice y ayude a la contratación.

2. Impulsar el autoempleo a través de la mejora del clima de negocios. El empleo por cuenta propia apenas representa el 17% del total en España. El desarrollo de actividades económicas que emerjan en la economía requiere de un entorno en el que se facilite el emprendimiento a través de las facilidades que el Gobierno pueda aportar. Para ello, el informe propone que España agilice los trámites necesarios para el inicio de una nueva actividad empresarial, así como los permisos de construcción o la obtención de energía eléctrica.  

3. Defender la competencia. La supresión de barreras de entrada en los sectores menos abiertos a la concurrencia y el adecuado cumplimiento de las condiciones de libre competencia tienen por resultado una reducción de los precios del mercado que estimula el intercambio de bienes y servicios.  

4. Reducir las rigideces del mercado de trabajo. En este sentido, el reto actual es conciliar estas rigideces con la calidad del empleo generado. ¿Cómo hacerlo? Con la búsqueda de vías de colaboración público-privadas, la cesión de mayor protagonismo a las profesionales de intermediación laboral o la introducción de contratos de trabajo más sencillos.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es