Buscador de la Hemeroteca
Secciones
CUENTAS PÚBLICAS

El gasto corriente se mantiene pero hay menos incentivos a los sectores productivos

04 de Abril de 2017
  • Calixto Rivero

Los Presupuestos de 2017 buscan consolidar el crecimiento y reducir déficit

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha pedido responsabilidad a todos los partidos políticos para poder aprobar los Presupuestos de 2017, que "impulsan el empleo" y que serán el enlace para las cuentas de 2018, que serán presentadas en junio.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha presentado los Presupuestos Generales del Estado para 2017 en el Congreso de los Diputados con una puesta de escena más digital de lo habitual. Tanto él como la presidenta del Congreso, Ana Pastor, se han transmitido los archivos por medio de dos tabletas electrónicas, simplemente desplazando el dedo. Aunque eso no quiere decir que el Ministerio encargado de la Agenda Digital, el de Álvaro Nadal, haya sido de los mejores parados de las Cuentas Públicas, ya que sufrirá una minoración de los fondos que recibe del 0,1%.

Pero más allá de las anécdotas, y a falta de que Nueva Canarias acepte votar a favor de las cuentas públicas que han pactado el PP y Ciudadanos, los primeros Presupuestos de la legislatura son una señal clara del final del ajuste en la política presupuestaria, ya que apuestan por un aumento del gasto no financiero del 1,3%.

Presupuestos 3

Pero conviene ver cuál es el desglose de las distintas partidas para saber cuál es la apuesta del Gobierno para los próximos meses. Si se analizan las principales cifras de gasto se puede observar que, por ejemplo, el gasto corriente consolidado, que incluye tanto al Estado como a la Seguridad Social y los organismos autónomos, se mantiene prácticamente estable. En realidad crece un leve 0,1%, hasta los 7.812,71 millones de euros.

Después de años de descensos durante la crisis, las inversiones reales consolidadas logran una fuerte subida del 28,6%, aunque lo cierto es que en 2017 seguirá destinándose menos fondos a la inversión (que es considerado por los economistas como un multiplicador del crecimiento) que a los gastos de burocracia y funcionamiento de la Administración. De hecho, los gastos corrientes costarán este año 7.812,71 millones de euros mientras que a inversiones reales se destinarán 6.658,92 millones.

Aunque es una señal alentadora del final de la crisis que se produzca un aumento del gasto social del 1,7% y que no haya recortes significativos en los servicios públicos básicos, la peor parte de los Presupuestos se la llevan “las actuaciones de carácter económico”, las políticas que el Estado lleva a cabo para incentivar los sectores productivos de la economía. Por ejemplo, la política de “industria y energía” sufrirá un recorte del 0,2%; la partida de “comercio, turismo y pyme”, sufrirá un ajuste del 11%; las subvenciones al transporte caerán un 0,7% y la inversión en infraestructuras se desplomará un 10,9% (ver cuadro adjunto).

La inversión que hará el Gobierno en I+D+i no sufrirá tampoco una fuerte subida. De hecho, si se mide la I+D+i civil y militar conjuntamente, el gasto en esta política estratégica será prácticamente similar en 2017 al de 2016. El Ministerio de Hacienda ha aumentado un 4,1% la Investigación, Desarrollo e Innovación civil a cambio de recortar un 27% la militar, por lo que prácticamente ha realizado un trasvase entre ambas partidas. Analizándolas de manera única el Gobierno se gastará este año 6.490 millones en I+D frente a los 6.425 millones de 2016. Es decir, que el avance es de apenas un 1%.

Presupuestos

Esta misma tendencia poco halagüeña para las políticas que buscan reforzar los sectores productivos para la economía también se observa al analizar las transferencias de capital. Por ejemplo, los planes de apoyo a la pyme pasan de 56,31 millones a 30 millones, una caída del 46,7%. Algo similar es lo que ocurre con las subvenciones a empresas localizadas en zonas de promoción económica, que caen un 21,8%. La partida que se destina a dar incentivos al acceso a la vivienda y fomento a la edificación también sufre un recorte significativo de casi el 20%, hasta los 444 millones de euros.

Presupuestos 2

Otras partidas de gasto
Los gastos de personal sí que sufren en este ejercicio una caída del 1,6%, aunque no porque haya una apuesta restrictiva, sino porque hay un efecto escalón ya que en 2016 se devolvió el 50% de la paga extra que se les eliminó a los funcionarios en 2012. En realidad, los funcionarios verán como aumentan sus nóminas este año un 1% y que vuelve a abrirse la espita de la contratación de empleados públicos después de varios años con restricciones importantes en la tasa de reposición.

El gasto en prestaciones de desempleo bajará un 6,6%, hasta los 18.318 millones de euros, y los gastos financieros un 3,8%, hasta los 32.266,24 millones. La razón: la bajada del paro, la mejora de los costes de financiación para la economía española y la previsión de que comenzará a reducirse la deuda pública en porcentaje del PIB. La partida que sigue creciendo sin freno es la destinada a pagar las pensiones. Se destinarán 139.647 millones en un sólo año, un 3,1% más que en 2016.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es