Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Un descenso del 2% del empleo

BBVA pide no trasladar el alza del salario mínimo al resto de sueldos

03 de Marzo de 2017
Francisco González, presidente de BBVA.

Francisco González, presidente de BBVA.

El servicio de estudios de BBVA advierte del impacto que supondría trasladar la subida del 8% del salario mínimo interprofesional (SMI) al resto de los sueldos, lo que a largo plazo cuantifica en un descenso del 2% en el nivel de empleo y del 1,4%, en el PIB.

Un informe de BBVA Research señala que la subida del SMI para 2017 hasta los 707,60 euros mensuales, desvinculado de la evolución de la productividad, tendrá un impacto sobre el empleo y el PIB "moderado", con efectos "imperceptibles en el corto plazo". A largo plazo, esta subida del salario mínimo desvinculada de la productividad causará un descenso de una décima del PIB y hasta dos décimas del nivel la ocupación.

No obstante, avisa de consecuencias a largo plazo "más severas" si la subida del SMI se transmite al resto de los salarios. Así, una subida discrecional del SMI, sin tener en cuenta la productividad o la oferta y demanda de trabajo en cada sector, supondría un encarecimiento de los costes laborales.

A juicio de BBVA Research, para mitigar las repercusiones negativas del incremento del salario mínimo, sería deseable que el aumento del SMI viniese acompañado de mejoras en las políticas activas de empleo para los colectivos que puedan verse afectados por dicho aumento salarial. Según sus cálculos, en 2016 tan sólo el 1,2% de los asalariados de la industria, construcción y servicios -y que acumulaban el 0,3% de la masa salarial- tenía un salario menor o igual al SMI.

Si el incremento del 8% del SMI (hasta los 707,60 euros) hubiera entrado en vigor en 2016, la tasa de trabajadores que habría percibido sueldos iguales o inferiores al mínimo establecido habría aumentado al 2,3% -con el 0,7% de la masa salarial-.

La cobertura del salario mínimo es significativa en los colectivos de trabajadores más vulnerables, entre ellos, las mujeres, los jóvenes, los extranjeros, los menos cualificados, los contratados a tiempo parcial, los temporales, los que cuentan con menor antigüedad en la empresa.

Asimismo, el porcentaje de trabajadores con ingresos iguales o inferiores al SMI es mayor en las empresas del sector servicios, las de menor tamaño, las no exportadoras y las que no están amparadas por un convenio colectivo.

También hay diferencias en la tasa de cobertura del SMI en función de las regiones, con una incidencia mayor que la media en Canarias, en las comunidades autónomas del centro (excepto Madrid), en las del sur y las del noroeste.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es