Buscador de la Hemeroteca
Secciones
BALANCE

Más empleo y menos paro cinco años después de la reforma laboral

13 de Febrero de 2017
Fátima Báñez

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La reforma laboral cumplió la semana pasada cinco años con el balance positivo de 355.100 empleados más y un millón de parados menos. Los empresarios valoran la reforma aunque consideran que hay elementos que mejorar en la legislación del mercado de trabajo.

El Gobierno defiende que la reforma ha propiciado 37 meses ininterrumpidos de generación de empleo y que el crecimiento económico se traduzca íntegramente en puestos de trabajo, cuando hasta entonces hacía falta un avance del PIB del 2% para que eso ocurriera.

La reforma laboral fijó en 20 días por año trabajado la indemnización tras un despido objetivo, creó el contrato para emprendedores, dio prevalencia a los convenios de empresa, permitió el descuelgue de los convenios y limitó a un año su ultraactividad.

Desde que se aprobó, en febrero de 2012, la ocupación ha pasado de 18,15 millones de personas a 18,5 millones en el cuarto trimestre de 2016, un incremento reflejado casi directamente en los asalariados temporales (316.000 más), en perjuicio de los indefinidos (81.100 menos).

En estos cinco años, no obstante, la población activa se ha recortado en cerca de 700.000 personas.

Por colectivos, el paro de larga duración se ha reducido en 251.200 personas desde 2011 y el juvenil ha bajado en 274.000 personas aunque su tasa aún sigue en el 43%.

En términos de protección al desempleo, la tasa de cobertura ha pasado del 70 % de 2011 al 56,6% de 2016, lo que supone que, al terminar el pasado año, cuatro de cada diez parados no perciben ningún tipo de ayuda. La reforma de las políticas activas de empleo sigue siendo una de las tareas pendientes.

El Ejecutivo subraya que la reforma ha servido para evitar la destrucción de más empleo durante la crisis y para facilitar la creación de puestos de trabajo en la recuperación, por lo que descartan revertirla.

Frente esta postura, los sindicatos no han parado de pedir su derogación, convocando el 29 de marzo de 2012 la primera huelga general y ocho meses después, el 14 de noviembre, la segunda.

La CEOE defiende que la reforma ha servido para modernizar la legislación laboral española, dotándola de flexibilidad, con cambios importantes que han ayudado a mejorar la grave situación del empleo, aunque reconocen que hay elementos mejorables.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es