Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Según la OIT

El paro en España seguirá cayendo aunque a menor ritmo

13 de Enero de 2017
equipo

La situación en España difiere de la tendencia global esperada para este año, durante el cual el desempleo aumentará ligeramente.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevé que el desempleo en España, que en el tercer trimestre registró una tasa del 18,91%, continuará cayendo en 2017, aunque con un menor ritmo de reducción que hasta ahora, y considera que el desafío que afronta el país es mejorar la calidad del trabajo.

La situación en España difiere de la tendencia global esperada para este año, durante el cual el desempleo aumentará ligeramente, aunque habrá grandes diferencias por regiones, ya que en Europa se creará empleo mientras que los mercados laborales de los emergentes afrontarán grandes dificultados, según el informe de perspectivas del empleo para 2017 presentado hoy por la OIT.

De manera general, las tasas de paro se mantendrán elevadas a corto plazo debido a que la mano de obra sigue aumentando, al escaso crecimiento de la economía global y a una serie de incertidumbres que ensombrecen el futuro más próximo. Según las previsiones de la OIT, el desempleo mundial pasará del 5,7% en 2016 al 5,8% este año, lo que supone 3,4 millones más de desempleados, hasta alcanzar los 201 millones de personas.

Para 2018 se proyecta que la tasa de desempleo en el mundo se mantendrá relativamente estable, pero nuevamente el número de recién llegados al mercado de trabajo sobrepasará la capacidad de crear empleo y habrá 2,7 millones de desempleados adicionales.

En la presentación del informe, el director general de la OIT, Guy Ryder, explicó que la principal razón del aumento del paro en 2017 será el deterioro de los mercados de trabajo en los países emergentes, donde pasará del 5,6% al 5,7%. Asimismo, los efectos de varias recesiones profundas que ocurrieron en 2016 seguirán afectando los mercados laborales en 2017.

Como una región con algunas economías consideradas emergentes y otras en desarrollo, el bloque de América Latina y el Caribe "genera particular preocupación" y "se proyecta un aumento del desempleo de 0,3% en 2017, hasta alcanzar el 8,4%. Los economistas de la OIT han achacado esta situación sobre todo al fuerte incremento del desempleo en Brasil.

Ryder llamó la atención sobre la persistencia de un elevado nivel de formas de empleo vulnerable, que incluyen a los trabajadores por cuenta propia y a aquellos que trabajan en contextos familiares sin remuneración, con un componente femenino mayoritario. "En los países emergentes, casi uno de cada dos trabajadores ocupa un empleo vulnerable, y en los países en desarrollo, más de cuatro de cada cinco", precisó.

La buena noticia vendrá este año de los países desarrollados, que fueron los más gravemente afectados por la crisis económica y financiera que se desató en 2008, y donde el desempleo se reducirá ligeramente, del 6,3 al 6,2%.

Se prevé que en Europa occidental las tasas de paro seguirán disminuyendo, aunque el ritmo de la mejora será más lento, con los progresos más significativos en un grupo de países que incluye a Croacia, Irlanda, Holanda, Portugal y España.

"En España y algunos otros países esperamos ver que continua la reducción del desempleo, pero hay que tener en cuenta que las tasas todavía son muy altas, analizó para Efe el economista de la OIT, Steven Tobi. "En el caso de España, el paro ahora está por debajo del 20%. Creemos que el declive proseguirá, pero de manera más moderada", agregó.

En relación con los desafíos que se presentan para España en estas circunstancias, Tobi indicó que "se debe apuntar a la calidad del trabajo y ser conscientes de que promover la creación de empleo a expensas de la calidad no es necesariamente el buen camino a seguir".

El cumplimiento de las proyecciones de la OIT dependerá en gran medida de como evoluciona el mundo en relación a las incertidumbres actuales, que ya se reflejan, por ejemplo, en menores niveles de inversiones y en el sentimiento que desarrollan los trabajadores por el riesgo que perciben de perder sus empleos. Ryder reconoció que algunas de las incertidumbres más profundas provienen del cuestionamiento de la globalización, la apertura de la economía o la liberación del comercio y de capital.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es