Buscador de la Hemeroteca
Secciones
RADIOGRAFÍA DEL CRECIMIENTO NACIONAL

Diez claves para entender el presente y el futuro de la economía

15 de Diciembre de 2016
Diez claves para entender el presente y el futuro de la economía española

Diez claves para entender el presente y el futuro de la economía española

La economía española seguirá creciendo el próximo año a un ritmo superior al 2%. Es una conclusión que comparten todos los servicios de estudios, incluso los más pesimistas. Sin embargo, se está produciendo ya una desaceleración en algunos indicadores de actividad y hay algunos riesgos a la vista como la situación política europea, el desenlace del Brexit o el futuro de la primera potencia mundial.

Éstos son los diez datos que explican qué es lo que ocurre actualmente en la economía española:
 
  1. El consumo de las familias continúa avanzando a buen ritmo, aunque comienza a mostrar síntomas de agotamiento.
 El consumo de las familias sigue creciendo a buen ritmo, el 2,8% en términos interanuales, aunque es cuatro décimas inferior al del segundo trimestre. En tasa trimestral el crecimiento es del 0,6%, una décima menos que en el trimestre anterior. Por tanto, aunque continúa registrando un avance robusto, comienza a reflejar cierto deterioro de la confianza y de las expectativas de los consumidores.
 
  1. Deterioro de las expectativas de los consumidores y el comercio minorista.
Las expectativas de los consumidores y del comercio minorista sufrieron cierto deterioro durante el tercer trimestre, que obedecía fundamentalmente a una perspectiva más desfavorable de la situación económica general y del mercado laboral. No obstante, la información relativa al cuarto trimestre apunta una mejora del sentimiento de las familias, con una percepción más positiva de la situación de la economía general, del empleo y del hogar, mientras que las perspectivas sobre el ahorro han continuado empeorando. La confianza del comercio minorista, sin embargo, tras aumentar tenuemente en el tercer trimestre, en el cuarto parece mostrar una perspectiva muy similar o ligeramente peor.
 
  1. Desaceleración en las ventas de alimentación y de no alimentación.
El índice de ventas del comercio minorista mostró un mayor dinamismo en el tercer trimestre, pero parece que en el cuarto trimestre podría sufrir cierta desaceleración. Además, el repunte de la inflación en los últimos meses del año hará que el avance de las ventas en términos reales sea inferior. Esta ligera desaceleración se ha registrado tanto en las ventas de no alimentación, como en las de alimentación, aunque las primeras continúan siendo las más dinámicas, con tasas por encima del 3%, mientras que las de alimentación crecieron algo más del 1%.
 
  1. Un sector del automóvil vigoroso pero las ventas se resienten entre los particulares.
El año 2016 está siendo un año muy positivo para el sector del automóvil. En el periodo enero-noviembre se han matriculado más de un millón de unidades, un 11,1% más que el año anterior. El último dato, correspondiente al mes de noviembre ha sido el mejor resultado para este mes desde 2007. No obstante, hay que destacar que desde que se terminó el plan PIVE se observa una moderación de las ventas a particulares, que apenas avanzan un 3,9%, pero que se está viendo compensada por el fuerte dinamismo del canal de empresas, que está renovando sus flotas ante la mayor actividad económica. Así, las previsiones apuntan un cierre del año por encima del 1,1 millones de unidades. Según el sector, la renovación del parque sigue siendo una prioridad, por lo que cualquier iniciativa que apoye la baja de vehículos antiguos sigue siendo bienvenida.
 
  1. Moderación de la producción industrial de bienes.
También el índice de producción industrial de bienes, que comenzó el ejercicio con crecimientos elevados, modera su ritmo de avance en el tercer trimestre y en el mes de octubre apenas aumenta un 0,4%. Los bienes de consumo no duradero son los que han registrado una mayor desaceleración, mientras que los bienes de consumo duradero han moderado su ritmo de caída e incluso muestran una cierta aceleración. Las importaciones de bienes de consumo se desaceleraron de forma significativa en el tercer trimestre en línea con la evolución del consumo de los hogares y el menor avance de las matriculaciones, pasando del 9,1% del segundo trimestre al 4,6%.
 
  1. Notable desaceleración de los bienes de equipo en el tercer trimestre.
La inversión en bienes de equipo, aunque se mantiene como el componente más dinámico, muestra una notable desaceleración en el tercer trimestre debido al aumento de la incertidumbre. La inversión de bienes de equipo ha sido el componente de la demanda interna que mayor desaceleración ha presentado en el tercer trimestre, pasando del 6,1% del segundo trimestre al 4,9% en tasa interanual, el menor crecimiento desde mediados de 2014. No obstante, continúa siendo el componente más dinámico del PIB en tasa interanual.
 
  1. Descenso de la demanda de crédito bancario en favor de otras vías de financiación.
En lo que respecta a la financiación de empresas, durante la primera parte de 2016 el stock de crédito continuó descendiendo, sin embargo, a partir del tercer trimestre ha vuelto a crecer a tasas muy moderadas. Las condiciones de financiación son más favorables y la facilidad de acceso al crédito ha mejorado, pero se observa un descenso de la demanda de crédito bancario a favor de otras vías de financiación, principalmente en el caso de las grandes empresas, donde las emisiones de bonos corporativos se han incrementado de forma notable durante los últimos años y su demanda está siendo elevada en los mercados. De hecho, el rápido crecimiento de los préstamos del exterior hace que estos ya representen la tercer parte del stock de crédito de las sociedades no financieras.
 
  1. La inversión en construcción continúa desacelerando su crecimiento, tanto en el componente de obra civil como de vivienda.
 La inversión en construcción, que ya venía mostrando cierta desaceleración, ha continuado esta senda en el tercer trimestre, en términos trimestrales, hasta el 0,2% (0,5% en el segundo trimestre) influido principalmente por el componente de vivienda. En tasas anuales, mantiene un crecimiento del 2,0%, al igual que en el trimestre anterior, aunque siguen siendo las menores tasas de crecimiento desde el segundo trimestre del año 2014. Los indicadores relativos a inversión en construcción han mostrado en general una notable mejoría en el tercer trimestre, aunque al ser indicadores adelantados, todavía no han tenido su reflejo en los datos de contabilidad nacional. En concreto, la licitación ha registrado una significativa aceleración en este periodo con avances del orden del 50% tanto en el segmento de edificación como de obra civil.
 
  1. Desaceleración de las exportaciones y de las importaciones.
En lo que respecta al sector exterior, se registra una notable desaceleración tanto de las exportaciones como de las importaciones en el tercer trimestre, siendo más intensa en el caso de las segundas, lo que ha permitido que la aportación del sector exterior continúe mejorando hasta los 0,6 puntos, una décima más que en el segundo trimestre, y compense parte de la desaceleración de la demanda nacional.
 
  1. La mejora del saldo de la balanza comercial está permitiendo una mejora de la capacidad de financiación de la economía.
Según los datos de avance de Balanza de Pagos publicados por el Banco de España, en los nueve primeros meses de 2016 se registró un superávit por cuenta corriente de 14,0 miles de millones de euros, frente al superávit de 7,7 miles de millones del año anterior. Esta mejora se debe principalmente al comportamiento más positivo de la balanza de bienes y servicios, cuyo superávit aumentó notablemente (desde 21,5 a 27,0 miles de millones) y al resultado menos negativo de la balanza de rentas primarias y secundarias, cuyo déficit se redujo en 0,8 miles de millones con respecto al mismo periodo de 2015.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es