Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Informe del instituto de EStudios económicos

La reforma fiscal del Gobierno frenará el crecimiento y el empleo

13 de Diciembre de 2016
Por primera vez en cinco años, el número de nacimientos de empresas de 2014 (347.605) superó al de muertes (277.327).

España pasará de crecer un 3,2% este año al 2,3% en el próximo ejercicio.

La reforma fiscal del Gobierno (que eleva la presión fiscal que soportan las empresas por medio del Impuesto sobre Sociedades, aumenta los impuestos especiales e incrementa los costes laborales) influirá decisivamente en la desaceleración de la economía española que se producirá el próximo año, según las primeras estimaciones de los economistas.

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha publicado un informe con sus nuevas previsiones económicas en el que avisa que España pasará de crecer un 3,2% este año al 2,3% en el próximo ejercicio, una ralentización de casi un punto porcentual. Aunque lo más preocupante, en un país en el que la tasa de paro sigue rondando el 20%, es que el empleo pasará de crecer un 2,9% al 1,8%. Si en 2016 se crearán de media 494.200 puestos de trabajo, en 2017 sólo habrá 304.100 empleos nuevos, según el IEE.

El Gobierno anunció la semana pasada a Bruselas que el PIB crecerá en 2017 un 2,5% y que el empleo lo haría un 2,4%. Sin embargo, el IEE cree que estas cifras serán inferiores tras la última reforma fiscal del Ejecutivo. El mercado laboral será el más perjudicado por las últimas decisiones del Consejo de Ministros.



El documento alerta de que las recientes reformas adoptadas por el gabinete de Mariano Rajoy en materia fiscal y social (entre las que destacan por su impacto negativo en la actividad el incremento del tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades y la subida de los costes laborales con el incremento de las bases mínima y máxima de cotización) “afectarán negativamente a la inversión empresarial, a la creación de empleo y a la tasa de desempleo estructural en España, incidiendo, especialmente, en los parados de larga duración y con un menor nivel de cualificación”.

Por ejemplo, la subida del tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades mediante los nuevos límites a la deducibilidad en las bases imponibles se produce “en un contexto en el que las sociedades no financieras españolas ya soportan, comparativamente, una elevada presión fiscal”. Según el IEE, “no es una buena noticia que la mayor parte del ajuste para corregir el déficit público recaiga sobre el sector empresarial”.

El impacto también se produce en las pymes
Pero no sólo saldrán perjudicadas las grandes empresas. La patronal CEPYME ha avisado de que la aplicación de las medidas aprobadas, especialmente el aumento del coste laboral derivado del incremento de las cotizaciones sociales, tiene sobre las empresas de menor dimensión una especial repercusión. De hecho, la escasa posibilidad que tienen estas empresas para repercutir cualquier aumento de los costes en el precio final sin que se vea lastrada su posición en los mercados, dará como resultado una compresión mayor sobre márgenes y, por lo tanto, sobre su capacidad competitiva.

CEPYME cree que la creación de empleo por parte de las empresas de menor dimensión será de aproximadamente 186.523 nuevas afiliaciones a la Seguridad Social en 2017 (96.762 menos que en 2016), unas cifras que podrían empeorar por el impacto de la reforma fiscal del Ejecutivo.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es