Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Perfil

De Guindos, premio a la cara visible de la recuperación

04 de Noviembre de 2016
  • Elempresario.com/Efe
Luis de Guindos sigue al frente del Ministerio de Economía y Competitividad, al que suma Industria, como premio a cuatro años en los que se ha convertido en una de las caras más visibles de la recuperación tras sanear la banca y negociar con Bruselas para evitar un rescate completo de la economía española.

Precisamente en la capital europea vivió uno de sus más recientes triunfos cuando España (junto a Portugal) se libró de una multa por no haber aplicado suficientes medidas para paliar el déficit de 2015, aunque ahora está por ver qué medidas se aplican para reducir el de 2017, hasta en 5.500 millones según los cálculos.

Mariano Rajoy renueva su confianza por este tecnócrata independiente -no está afiliado al partido- que llegó al Gobierno del PP procedente del sector de las finanzas, en concreto de Lehman Brothers, y que se ha encargado de viajar por el mundo (sobre todo a Bruselas) para defender la recuperación de la economía española.

Y aunque en febrero pasado De Guindos declaraba que no seguiría en el Gobierno (cuando aspiraba a presidir el Eurogrupo), ahora amplía sus poderes en una etapa que se prevé políticamente convulsa y en la que la capacidad negociadora será fundamental. Hasta que asumió uno de los ministerios más complicados en el Gabinete de Mariano Rajoy, De Guindos tenía más experiencia en el sector privado que en el público, a pesar de ser funcionario de carrera, miembro del Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado.

En la empresa privada se labró un prestigio que no se vio afectado por el hecho de haber sido presidente ejecutivo de Lehman Brothers para España y Portugal en el momento en que el banco de inversiones estadounidense quebró y provocó la mayor crisis económica mundial desde 1929.

Rajoy le llamó para formar parte del Gobierno cuando era responsable del sector financiero de PricewaterhouseCoopers (PwC) en España y consejero independiente de BMN, el banco fruto de la fusión de Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedés y Sa Nostra, que acabó nacionalizado por el propio De Guindos.

Las recetas contra la crisis que defendió desde el sector privado, su habilidad para tender puentes y su desenvoltura en el ámbito internacional llevaron a Rajoy a pensar en él aunque no perteneciera al partido, hecho que le ha generado tanto críticas como alabanzas, ya que unos califican de indefinición política lo que otros valoran como independencia.

Pero a la política llegó mucho antes, de la mano del ex ministro de Economía Rodrigo Rato, quien en diciembre de 1996 le nombró director General de Política Económica y Defensa de la Competencia, y en 2002 le ascendió a secretario de Estado de Economía.

El reconocimiento de Europa le ha llegado sobre todo con sus medidas para sanear la banca española en tiempo récord. En verano de 2012, con el coste de la financiación española en máximos y varias entidades necesitadas de fondos públicos, De Guindos decidió que era el momento de pedir auxilio a Europa.

Los 40.000 millones que se inyectaron a la banca (22.000 a Bankia) sirvieron para sortear el rescate del conjunto de la economía, que a partir de entonces recuperó poco a poco la confianza del mercado y abarató su financiación. El ministro ha mantenido en diferentes ocasiones que todas estas ayudas a la banca -que junto a otras anteriores han sumado más de 61.000 millones de euros- volverían a las arcas públicas, aunque hasta ahora sólo se ha recuperado un 4,3 %.

El escándalo político más importante en el que se ha visto envuelto De Guindos en estos años ha sido el nombramiento fallido de José Manuel Soria para un cargo en el Banco Mundial, dado que el ex ministro de Industria había dimitido por su participación en empresas que operaban en paraísos fiscales. Precisamente, De Guindos asume las competencias del Ministerio que ahora desaparece y que dirigió Soria, con quien le ha unido una amistad durante años.

También generó dudas en su día el nombramiento de su sobrina Beatriz de Guindos como directora de Competencia en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), lo que provocó su dimisión un día después de ser designada. Sí le ha favorecido ser uno de los ministros menos temeroso de hacer declaraciones y conceder entrevistas, aunque queda para la posteridad el día en que su cordialidad se quebrantó y mostró su enfado ante las preguntas de la prensa a su llegada a una reunión del Eurogrupo. Nacido en Madrid en 1960, De Guindos está casado y tiene dos hijos.
 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es