Buscador de la Hemeroteca
Secciones
ANÁLISIS

Ocho riesgos para la economía a los que hay que estar atento

14 de Diciembre de 2016
bolsa

El 'Brexit', Italia, el petróleo o Donald Trump son algunas amenazas latentes sobre la recuperación.

Dreamstime
La economía española crece aún por encima del 3%, más de un punto que el conjunto de las economías desarrolladas, que crecerán de media a un ritmo del 1,8% este año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aunque según los principales servicios de estudios en 2017 la economía nacional seguirá creciendo a un ritmo superior al 2%, hay algunos riesgos que podrían poner en jaque la recuperación:
 
  • La depreciación de la libra como consecuencia del Brexit podría tener un impacto negativo mayor del previsto en la balanza por cuenta corriente. La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un superávit de 6.300 millones de euros hasta junio, lo que supone multiplicar por más de seis el registrado en el mismo periodo de 2015 (1.000 millones de euros), según datos del Banco de España. Este superávit fue consecuencia del saldo positivo de 14.600 millones de la balanza de bienes y servicios (frente a los 10.900 millones de hace un año), con una aportación de 14.800 millones de turismo y viajes.
  • Las negociaciones entre la UE y Reino Unido podrían provocar una caída mayor de la confianza de los diversos agentes económicos y de la inversión en Europa, lo que sin duda restaría crecimiento a la economía nacional. La confianza por parte de consumidores y empresarios continuó a la baja en España en agosto, cuando perdió 1,5 puntos respecto al mes anterior, de modo que se situó en los 104,5 puntos, según el Indicador de Sentimiento Económico (ISE) que publica la Comisión Europea.
  • Otro de los riesgos es que se acentúe la inestabilidad financiera en los mercados emergentes. La desaceleración más acusada de la economía mundial y del comercio podría obligar a revisar a la baja las estimaciones sobe la economía española. Países como Venezuela, Brasil y Argentina podrían hacer que, por ejemplo, América Latina cierre 2016 en recesión.
  • Un repunte acusado del coste del petróleo tras el acuerdo de los principales países productores podría dañar la renta disponible y el saldo comercial. De hecho, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha pactado reducir la producción de crudo para que se eleven los precios de esta materia prima. España podría salir perjudicada de esta decisión, ya que es un país importador de esta materia prima que se ha beneficiado de los bajos precios del barril de Brent.
  • A nivel interno, todas las miradas están puestas en la política presupuestaria. Si se aleja de los objetivos de estabilidad y de la consolidación fiscal la economía española también crecerá menos de lo previsto. Aunque el Gobierno ha apostado por una revisión del Impuesto sobre Sociedades, el consenso de los analistas consideran que serán necesarias nuevas medidas (tanto en el Estado como en las comunidades autónomas) para reducir el déficit público al 3,1% en 2017 como exige el Protocolo de Déficit Excesivo de la Unión Europea.
  • El freno de las reformas estructurales, o la reversión de la reformas, también podrían provocar que el Producto Interior Bruto se ralentice más de lo previsto. España aún sigue teniendo pendiente la reforma de las políticas activas y pasivas de empleo, una reforma fiscal que armonice los impuestos regionales, una reforma de las pensiones que garantice su viabilidad a medio y largo plazo, y la aprobación de un nuevo sistema de financiación autonómica.
  • La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, según el último informe de la CEOE, "tendrá indudables efectos económicos aún difíciles de prever, en especial, por la falta de concreción del programa electoral". El futuro presidente estadounidense ha apostado durante toda su campaña por una economía proteccionista que podría afectar a la recuperación española a través de la subida de aranceles, la bajada de las exportaciones y la negativa a firmar acuerdos comerciales como el TTIP.
  • En abril de 2017 se celebrarán elecciones en Francia, donde todas las miradas están puestas por el temor a que gane la presidenta del Frente Nacional, Marie Le Pen. También habrá elecciones presidenciales en Alemania. Tras el referéndum en Italia, que ha provocado la dimisión de Matteo Renzi, las miradas están puestas en la posibilidad de que aumente el apoyo al populismo.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es