Buscador de la Hemeroteca
Secciones
EN 2017

El sector químico prevé aumentar un 5,7% su cifra de negocio en 2017

20 de Noviembre de 2017
química

La producción del sector químico, que genera el 12,8% del PIB, están ya 16 puntos por encima de los registrados en 2007.

La industria química española prevé incrementar su cifra de negocio en un 5,7% al cierre del presente año y un 4,7% en 2018, fecha en que espera alcanzar los 65.272 millones de euros, lo que supone un crecimiento acumulado del 31,2% desde 2007, el año previo al inicio de la crisis. La Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique) ha presentado las perspectivas de evolución de la industria química española para el cierre de 2017 y para el próximo año.

El crecimiento de la economía española, de la demanda internacional y de la caída del precio del crudo impulsan el avance que está experimentando el sector químico. Feique también prevé incrementos de la producción tanto en el año en curso como en el siguiente, que serían de un 3,1% en 2017 y de un 2,6% en 2018, en línea con el crecimiento del PIB español e impulsados por el consumo interno y la demanda internacional.



La producción del sector químico, que genera el 12,8% del PIB, están ya 16 puntos por encima de los registrados en 2007, el año anterior al inicio de la crisis, frente a lo que ocurre con la industria española en su conjunto, que todavía está 21,4 puntos por debajo de las cifras de 2007, pese a mejorar en diez puntos.

Respecto a las exportaciones de la industria química, éstas crecerán un 7,4% en 2017, hasta los 34.876 millones de euros, y el 4,1% en 2018, hasta los 36.306 millones. Las ventas de la industria química española en el exterior seguirán siendo más de la mitad del total de las ventas y en 2018 ascenderán al 56%, con un crecimiento acumulado desde 2007 que será de casi un 60% en 2018.

La Unión Europea (UE) es el principal destino de las exportaciones químicas españolas -el 59% del total-, aunque a los mercados extracomunitarios, como Estados Unidos, Canadá, China y Suiza, ya se dirigen el 41%, frente al 29% que sólo suponían en el año 2000.

El presidente de Feique, Antón Valero, ha destacado en la rueda de prensa en que ha presentado estas previsiones la apuesta del sector por un empleo estable y de calidad, con un 94% de contratos indefinidos y una media salarial de 38.100 euros por trabajador.

En este sentido, ha recordado que hasta septiembre de este año se ha registrado una media de 193.000 empleos directos en el sector, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, lo que supone un crecimiento del número de asalariados del 7,5% respecto a 2016.

Las previsiones para el 2018 es que el empleo aumente un 2,1%, hasta llegar a los 197.000 puestos de trabajo directos, cerca de 200.000 y superará los máximos históricos de 2008. En cuanto al empleo indirecto e inducido, superará el próximo año los 445.000 trabajadores, con la generación de un total de 645.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos.

La crisis en Cataluña no ha repercutido en el negocio
La industria química española considera que la crisis abierta por el proceso independentista en Cataluña no ha tenido incidencia en su negocio, aunque sí puede tenerlo a futuro en las inversiones.

Antón Valero, ha manifestado, en una rueda de prensa para presentar las perspectivas de evolución del sector químico, que "quizá por el carácter global" que tiene la industria química no se ha visto una repercusión en los resultados.

Valero ha explicado que lo que no se vende en un sitio se vende en otro, aunque ha reconocido que a futuro puede influir, porque "no hay ninguna empresa que le guste la incertidumbre", pues "inversiones de centenares de millones", como las que se hacen en la industria química, "requieren de una estabilidad importante para tomar ese tipo de decisiones".

El sector pide un pacto para que haya una política industrial estable
Feique ha demandado un Pacto de Estado por la Industria que siente una política que no sea dependiente del partido que esté en el gobierno, según ha manifestado su presidente, Antón Valero.

Durante la rueda de prensa en la que ha presentado las perspectivas del sector para 2017 y 2018, Valero ha dicho que durante tres o cuatro años la industria ha disfrutado de una "bondad importante" en el entorno, con un petróleo y un euro bajos, y con importantes inyecciones de dinero del Banco Central Europeo (BCE).

Pero, ha precisado, "hay que hacer políticas industriales para cuando vuelvan los tiempos malos". Ha agregado que esas políticas deben situar a la industria en una situación de competitividad como mínimo con los países del entorno, los de la Unión Europa (UE), y ha añadido que para que la industria haga inversiones a largo plazo hace falta una base política que cree la confianza necesaria para que las empresas inviertan.

Por eso, ha reivindicado una política industrial "valiente" y "con coraje", que "tenga en mente los cambios políticos que se avecinan". Además, ha dicho que la situación económica del país ha cambiado "y este es el momento en el que no debería haber excusas para hacer esa política industrial, sólida y a largo plazo".
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es