Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Libro Blanco de la Formación

Más de 100.000 empresas abandonan el sistema de formación tras la última reforma

04 de Mayo de 2017
Edificio

Es decir, en los últimos dos años, se ha reducido en un 22% el número de compañías que utilizan su crédito formativo.

La reforma formativa que realizó el Gobierno en 2015 ha llevado a que un total de 103.820 empresas abandonen el sistema de formación. Es decir, en los últimos dos años, se ha reducido en un 22% el número de compañías que utilizan su crédito formativo, según los datos del Libro Blanco sobre el sistema de formación en el trabajo.

Este documento, realizado por la Comisión de Formación de CEOE, destaca que la Ley 30/2015 ha hecho descender el número de compañías que utilizan el sistema de bonificaciones para la formación, y lo achaca a que ésta fue la primera reforma en 25 años que la Administración no firmó en colaboración con la patronal y los sindicatos. Como solución, CEOE propone un modelo alternativo al actual con el fin de modificar esta reforma. 

De las 103.820 empresas que abandonaron el sistema de bonificaciones, la gran mayoría, 99.622, son de menos de 10 trabajadores, precisamente las que "más necesitan la formación para mejorar su competitividad", señala CEOE en un comunicado. Frente a esta situación empresarial, el Libro Blanco presenta una serie de planteamientos en la línea con los países más desarrollados de Europa y que "se convierte en un instrumento de mejora de la competitividad de las empresas y, por ende, de la economía española, así como de la productividad y de la cualificación de los trabajadores".

Entre otras líneas de actuación del modelo propuesto por CEOE, se pueden destacar la necesidad de que "exista correlación entre los objetivos que se establezcan, la financiación, la formación y los destinatarios de la misma, con una posterior evaluación de la consecución de dichos objetivos, al tiempo que prime la orientación hacia la calidad y la eficiencia de la formación", señala la patronal como primer punto del programa.

También se encuentra entre los criterios fundamentales de la propuesta de CEOE el que el nuevo sistema sea desburocratizado y goce de flexibilidad, al igual que sucede en la mayoría de los sistemas de formación de los países vecinos. Igualmente se hace hincapié en la necesidad de que tenga carácter negocial, es decir, que sea un sistema regulado pero en el entorno de la negociación colectiva.

CEOE presenta en su Libro Blanco la idea de un modelo de gobernanza propio y diferenciado del de las políticas públicas, siendo la empresa el eje del modelo, los interlocutores sociales los protagonistas de la gobernanza del sistema y las administraciones públicas los colaboradores. Así, las comisiones paritarias (organizaciones empresariales y sindicales) son las que "deben establecer qué formación hacer y las condiciones y la financiación de la misma, en el caso de la formación abierta".

Además, según CEOE, la formación debe ser impartida por los centros y entidades de formación y ser considerada una actividad económica de servicios más. Por último, entre las propuestas más destacadas, piden que se permita la externalización de los servicios formativos, así como la existencia de beneficio empresarial en la actividad formativa.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es