Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Libro Blanco de la Formación de CEOE

Los cinco ejes sobre los que debe girar la reforma de la Formación en España

04 de Mayo de 2017
  • P. Rouzaut
La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha presentado el Libro Blanco de la Formación, en el que propone una serie de medidas para mejorar la FP en España y adaptarla a la situación actual.

La Ley 30/2015 ha sido la última que ha regulado este aspecto en el país y, sin embargo, no contó ni con el respaldo de los empresarios ni de los sindicatos, una cuestión que el presidente de CEOE, Juan Rosell, ha llamado a cambiar ya que son las empresas las que buscan invertir en talento "para mejorar su competitividad". 

En el documento se destaca la reducción del número de empresas que han apostado por la formación, un 22% menos que hace dos años. Como consecuencia, CEOE ha llevado a cabo un análisis de la situación y ha destacado los cinco objetivos claves para la mejora de la Formación en España:

1. Recuperar la concepción integrada de la Formación Profesional con el fin de llevar a cabo una articulación del sistema coherente y homogénea, incluyendo el mercado de trabajo y el sistema productivo. Con ello, CEOE busca evitar la duplicidad de ofertas que pueden llegar a ser ineficientes para la gestión de los recursos y los trabajadores. Además, esta forma de ver la FP busca facilitar el acceso de los jóvenes al primer empleo, dotar de competencias básicas a la población activa, especialmente a los desempleados, y evaluar, reconocer y acreditar las competencias adquiridas a través de la experiencia laboral para favorecer la movilidad. 

Para llevar a cabo esta reforma, la patronal propone la modificación de la actual Ley 30/2015 para cumplir los objetivos de cualificación y empleo en el horizonte 2020 de la Estrategia Europea. 

2. Incrementar la cualificación básica de la población activa. La OCDE considera no cualificada a casi la mitad de la población activa en España, el 46% de los trabajadores de entre 25 y 64 años. Unos datos que han llevado a la patronal a poner en valor la importancia de la formación y de adecuarla a las necesidades de la empresas. Por ello, CEOE propone ofrecer a los adultos con bajo nivel de capacidades un acceso a itinerarios de mejora para adquirir un mínimo de nivel de conocimientos. 

Por otro lado, también se ha propuesto identificar los grupos prioritarios para realizar itinerarios a nivel nacional que abarquen a un mayor número de población, además de llevar a cabo la enseñanza en tres pasos: la evaluación de las capacidades, la oferta personalizada y la validación y reconocimiento de lo aprendido. 

El objetivo de este plan es formar aproximadamente a unas 500.000 personas en el menor tiempo posible, para reducir el número de personas no cualificadas en 20 puntos hasta situarlo por debajo del 30% del colectivo.

3. Facilitar la transición inicial al empleo para reducir el desempleo juvenil. El 10% de los desempleados nunca ha trabajado y el 80% de ellos tiene menos de 30 años, según los datos de la Encuesta de Población Activa (INE). Estos resultados han hecho reflexionar a la patronal, que propone una reforma del sistema de acceso al primer empleo para atajar el desempleo juvenil. Para ello, destaca que es necesario cambiar el enfoque con el que se ve la FP para que un mayor número de jóvenes decidan estudiarla. Además, resalta también que es necesaria una formación que ponga el peso en lo profesional y no solo en lo académico. 

4. Gestionar las transiciones y ofrecer nuevas oportunidades a personas sin empleo. La CEOE destaca la diferencia en la financiación de la formación española con respecto al resto de países de Europa. En los territorios vecinos, la financiación viene de los Presupuestos Generales del Estado, mientras que en el caso español es "testimonial" la aportación de los fondos públicos procedentes de la fiscalidad general. Por lo que la formación de los desempleados se paga con las cotizaciones sociales. 

Con el fin de cambiar esta situación, los empresarios proponen tres itinerarios para la formación de desempleados: para los que no tengan competencias básicas, la formación debería ser financiada exclusivamente con cargo a fondos públicos de origen fiscal; para aquellos desempleados que estén en condiciones de realizar una formación dual, deben integrar distintas fuentes, incluyendo los Presupuestos, fondos europeos o aquellos con cargo al Servicio Público de Empleo; y para el resto de desempleados la idea sería que lo financiaran los Servicios Públicos de Empleo o la Comunidad Autónoma competente. 

5. Actualizar y desarrollar las competencias de los trabajadores ocupados. Actualmente, el mapa de las ocupaciones en España varía constantemente debido a la aparición de las nuevas tecnologías y a la adaptación necesaria para la digitalización. Las necesidades de las compañías han cambiado y, como destacó Juan Rosell en la presentación del libro, "hay un desajuste entre las necesidades de las empresas y las capacidades de los trabajadores".

En este sentido, tiene especial importancia la formación propia de las empresas, que deben contar con un marco flexible para resolver sus necesidades formativas, puesto que son las principales interesadas en el resultado. Por ello, CEOE apuesta por mejorar el actual sistema de bonificaciones siempre que se aligere de cargas burocráticas y restricciones ajenas al interés empresarial.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es