Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Insolvencia

"El 90% de las empresas que entran en concurso acaban en liquidación"

04 de Abril de 2017
El presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, el presidente de CEOE, Juan Rosell, y el autor de la Guía, Raimon Casanellas.

El presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, el presidente de CEOE, Juan Rosell, y el autor de la Guía, Raimon Casanellas.

Se ha presentado en la sede de CEOE la 'Guía de actuación de la empresa ante la insolvencia', un estudio que tiene como objetivo trasladar a las empresas una idea clara, práctica y esquemática del sistema concursal; una herramienta didáctica para dar a conocer a empresarios y consultores los mecanismos a aplicar en los momentos más difíciles.

La presentación ha estado a cargo del presidente de CEOE, Juan Rosell, que ha explicado que "el 90% de las empresas españolas que entran en concurso de acreedores acaban en liquidación", por ello, ha animado a apoyar a las compañías: "Si logramos salvar nuestro tejido empresarial, mantendremos los puestos de trabajo". En concreto, en España en 2016 hubo 4.754 empresas en concurso. 

Además, ha recordado que, a pesar de la recuperación que se vive en el país, "el 70% de las empresas con menos de un millón de euros de facturación están todavía en número negativos". El presidente de CEOE ha concluido afirmando que las compañías "merecen todos los esfuerzos para soportar los momentos difíciles y conseguir salir a concurso para poder volver a su vida activa". 

Junto a Rosell, han presentado esta guía el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, y el autor de este texto, Raimon Casanellas. Por su parte, el presidente del Consejo General de Economistas ha calificado a esta guía de "brújula" para la toma de decisión de la pequeña y mediana empresa.

Pich ha afiramdo que "en muchas ocasiones, las empresas acuden tarde al concurso y en unas condiciones económicas muy negativas; sería conveniente que, antes de llegar a una situación límite, intenten refinanciarse empleando los mecanismos que hay a su disposición".

Una opinión que comparte con Raimon Casanellas, que ha explicado que en España hay menos concursos que en el resto de Europa: "Hay poca cultura del concurso porque nos da miedo, por ello, muchas veces se acude mal, tarde y sin reflexionar". Además, el autor de la guía ha abogado por un acuerdo judicial de pagos antes que por un concurso ya que "es muy lento y el acuerdo favorece a que la empresa pueda seguir siendo viable". 

Una guía para ayudar a las empresas frente a la liquidación
Durante esta presentación, el autor explicó que en este estudio se analizan las claves para intentar evitar que una empresa en dificultades, pero viable, se vea abocada a la liquidación o que, en caso de que esta sea inevitable, se haga de forma ordenada.

La Guía aborda todas las fases del proceso: partiendo de la detección de la insolvencia, analiza las diferentes soluciones extra concursales que existen para alcanzar un acuerdo entre las partes, así como el concurso de acreedores y sus principales aspectos.

Los presidentes de CEOE y del CGE creen necesario introducir nuevas reformas, entre las que destacaron la necesidad de limitar los privilegios que mantienen los créditos públicos (Hacienda y Seguridad Social), así como facilitar la venta de unidades productivas para mantener el tejido empresarial español, tal como ha propuesto en sucesivos informes el FMI.

Los intervinientes en la presentación señalaron que “hay motivos para la esperanza". De hecho, Rosell apunto que "se nota una tendencia a la baja en el número de concursos, como acredita el hecho que el año 2016 hayan descendido un 17,3% frente al 2015”, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

Según los datos aportados, en 2015 hubo en Francia más de 58.000 concursos, mientras que en España estos no llegaron a 5.000.  Según Pich, entre los factores que pueden influir en estas diferencias, está el hecho de que el problema es que hay empresas que se liquidan fuera de concurso, “en nuestro país las situaciones de insolvencia siguen percibiéndose como un estigma, por lo que muchas empresas se resisten a acudir al concurso por una posible pérdida de reputación”. “Hemos de intentar revertir esta imagen del concurso”, remarcó Pich.

El presidente de la CEOE hizo hincapié en que “pese a las mejoras producidas en los últimos años, es necesario ofrecer a nuestras empresas una legislación concursal práctica y moderna y procurar que cuenten con toda la información posible”.

Según el presidente del CGE  “un administrador concursal es un gestor de empresas, por lo que si se incluyera en la Ley concursal una definición de insolvencia más económica y empresarial, es muy posible que pudiera reducirse la duración de los concursos y evitarse muchas liquidaciones de empresas”.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es