Buscador de la Hemeroteca
Secciones
Empresas

Las 6 diferencias entre un negocio digital y otro tradicional

23 de Marzo de 2017
Son muchas las compañías que comienza su andadura en el mundo digital.

Son muchas las compañías que comienza su andadura en el mundo digital.

El resultado de la gestión que cada empresa haga de la revolución digital convierte a estos organismos en negocios digitales o tradicionales. Según el 'Plan Digital 2020' realizado por CEOE, existen una serie de diferenciadores digitales que distinguen entre estos dos tipos de negocio. 

Son muchas las compañías que han comenzado a imbuirse en el mundo digital, de hecho, el 96% de las empresas se encuentran en una fase de transformación digital. Estas son las 6 diferencias que CEOE destaca a la hora de diferenciar los negocios:

1. Los procesos: En la empresa digital todas la actividades se realizan en el red: obtener información, conservar clientes, ejecutar los procesos internos... En cambio, las compañías tradicionales son aquellas que usan la red como un complemento, por ejemplo, para llegar a los clientes, pero ni su ejercicio ni sus procesos tiene lugar en Internet.

2. Los puntos de contacto: Los clientes de las compañías digitales pueden acceder a todos los productos y servicios en la red, sin necesidad de usar otra manera de contactar. Sin embargo, en un negocio tradicional estos puntos de contacto digitales son esporádicos y no están integrados en el negocio, sino que se utilizan como una ayuda adicional. Además, las empresas digitales también contactan con los empleados y los proveedores de manera digital. 

3. La tecnología: En una compañía tradicional la tecnología está enfocada a mejorar la eficiencia de la empresa, se trata de un medio que busca impulsar el negocio. Por su parte, en la empresa digital se desarrolla la innovación tecnológica buscando nuevas oportunidades de negocio, como una llave que abre las puertas a otros negocios. 

4. La innovación: En el nuevo entorno digital el ciclo de la innovación es dinámico y hace partícipe a un gran número de actores en las mejoras y cambios de la empresa. Es el caso de los consumidores, sus opiniones serán tenidas en cuenta por los negocios digitales a la hora de innovar. Así, las novedades se encuentran interrelacionadas y fomentan la colaboración, es lo que la patronal llama "innovación abierta". 

Por su parte, los negocios tradicionales llevan a cabo la "innovación cerrada", aquella en la que las mejoras las decide la empresa. 

5. La organización: Las compañías digitales tienden a organizarse buscando la agilidad y la innovación. Esta forma de trabajar hacer que se deseche la jerarquía propia de los negocios tradicionales y se busque una organización plana, "en red". Incluso, existen casos que llevan esta idea al extremo hasta trabajar con modelos organizativos sin jefes. 

6. La información: La información es una forma de trabajo para las empresas digitales. A través de ella conocen mejor al cliente y son capaces de ofrecerle exactamente lo que busca. Por su parte, los negocios tradicionales utilizan la información con menor intensidad, centrada en datos cuantitativos y no cualitativos. 

 
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es