Buscador de la Hemeroteca
Secciones
ENCUENTRO EMPRESARIALES CEOE-CEPYME

'La máquina de café podrá controlar tu nivel de estrés y conectarse con tu servicio médico'

14 de Marzo de 2017
El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, en los Encuentros Empresariales CEOE-Cepyme.

El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, en los Encuentros Empresariales CEOE-Cepyme.

David Mudarra
El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, ha analizado en el marco de los encuentros empresariales de CEOE y Cepyme “la segunda ola de la transformación digital”. Analizó cuál es su impacto “en nosotros como individuos y en nuestra sociedad”. A su juicio, va a haber 3 disrupciones clave que se refuerzan entre ellas, que se  retroalimentan, para crear un nuevo futuro:
 

1. Conectividad del ambiente

Según el directivo de Orange España, “el futuro pasa por tener una conectividad basada en la ubicuidad de la red. Esto es, lograr que todos tengamos un acceso continuo y consistente en cualquier momento y lugar”.

“Esta ubicuidad y permanencia de la red será una realidad muy pronto con las nuevas tecnologías de telecomunicación, con 5G a la cabeza, seguida de las redes de satélites con órbitas cercanas a la tierra, y otras”, destacó.

En su opinión, “es el 5G el que tiene el papel clave”, ya que se trata de una evolución pero, al mismo tiempo, de una revolución.

El 5G es una evolución porque supone un acceso todavía más rápido a internet, mayor velocidad o mejor acceso en lugares masificados. Más de lo mismo pero mucho mejor; estamos multiplicando por 1.000 la velocidad.

Sin embargo, según Paillassot, “es mucho más importante la revolución que supone, porque cambiará la forma en que las personas interactúan, viven, disfrutan y trabajan, y la forma en la que las empresas gestionan sus negocios”.

El consejero delegado de Orange España dijo que el 5G “va a tener un impacto en todas las industrias y en todos los sectores” y vaticinó que surgirán nuevas industrias y servicios en salud, tele-cirugía, fábricas inteligentes, logística, energía, ciudades inteligentes, robótica, medio-ambiente o seguridad pública. También habrá gran impacto en la industria de telecomunicaciones o en la del transporte, según Paillassot.

Puso el ejemplo de lo que está haciendo su compañía: “Nos estamos transformando para pasar de un operador de infraestructura física a ser una compañía de software,  dando servicios ‘on demand’ a todos nuestros clientes.” Por ejemplo, dijo que Orange podrá ofrecer servicios personalizados de conectividad (“pay as you need”).

“Nuestros clientes podrán entrar en nuestro portal y configurar qué tipo de cobertura quieren, la velocidad y el nivel de calidad para pagar solo por lo que vayan a necesitar en cada momento, y cuáles son los servicios añadidos que quieren, como por ejemplo, la traducción simultánea de una conferencia si lo necesitan”, auguró.

“La tecnología 5G está cambiando nuestro modelo operativo y ofrece múltiples oportunidades de nuevos negocios, tanto a nosotros como a nuestros clientes”, remachó.

2. La web de las cosas

Pese a que el término es parecido, Paillassot aclaró que la “web de las cosas” no es lo mismo que el “internet de las cosas”. Explicó que si “internet de las cosas” consiste básicamente en la conexión entre un terminal y un servicio para un propósito concreto, la evolución hasta la “web de las cosas” consiste en la conexión a la red de una serie de microprocesadores, dotados de un mínimo de programación y una conexión de radio, con autonomía de energía, de tal forma que todos estos microprocesadores “hablen” e interactúen entre ellos de una forma precisa y segura.

“Esto supondrá la proliferación de objetos con microprocesadores por todas partes. Lo que llamamos el “smart dust” se va a incluir en todo nuestro entorno personal y profesional”, explicó.

Según el consejero delegado de Orange España, el salón o la cocina de nuestra casa estarán llenos de objetos dotados con un mínimo de programación, con una capacidad mínima de comunicación, memoria, y algo de inteligencia, pero todos ellos conectados a una “web de las cosas”, lo que abrirá "un mundo lleno de posibilidades en términos de nuevos servicios".

“Al estar embebidos en el mundo físico que nos rodea, vamos a pasar de estar simplemente conectados, principalmente a través del teléfono móvil…, a poder disfrutar de un entorno inteligente y conectado”, remarcó.

Por ejemplo, la máquina de café tendrá un microprocesador en su interior que se conectará a internet para ofrecernos diferentes servicios, tales como: conectarse con tu asistente personal para controlar tus niveles de estrés, conectarse con tu servicio médico, para poder monitorizar en tiempo real tus condiciones físicas, controlando tus comidas y tus ingestas de café, entre otros indicadores, o incluso, conectarse con tu proveedor de café para facilitarle tus gustos y tu nivel consumo, con el fin de poder hacerte una oferta totalmente personalizada.

“En definitiva, vamos a estar implícitamente interactuando a través de internet, para crear una experiencia totalmente fusionada con nuestro entorno”, afirmó.

 
3. La Inteligencia Artificial

El consejero delegado de Orange España cree, por otro lado que “el desarrollo de la inteligencia artificial ha experimentado una aceleración mucho mayor en los últimos 5 años que en los últimos 20”. En su opinión, “la inteligencia artificial puede superar al ser humano “siempre que se trate de una tarea especializada y tengamos training data”. Dejó claro lo siguiente: “Si se cumplen estos dos requisitos, entonces la inteligencia artificial puede lograr un mejor desempeño que un ser humano". "No estoy hablando de una inteligencia artificial más potente e, incluso más versátil, como es la mente humana”, matizó.

No obstante, “existe una enorme diferencia entre una máquina que sea capaz de aprender y una máquina que sea capaz de razonar. Y esto, todavía está lejos”. “En cualquier caso, se ha avanzado mucho y ya tenemos una serie de servicios basados en inteligencia artificial, como reconocimiento de imagen, lenguaje natural, vehículos automatizados”, remarcó. “En Orange ya lo estamos aplicando, por ejemplo en el mantenimiento preventivo de nuestra red y funciona perfectamente”, dijo.

Paillassot cree que “lo que cambia realmente hoy en día son dos cosas”. La primera es que vamos a tener, con esta “ambient connectivity” y esta “web of things”, un montón de datos de nuestras interacciones con nuestro entorno. Y la segunda, que hoy en día estos algoritmos de aprendizaje son de dominio público y están disponibles para todos en la red, lo que permite a un estudiante crear en 3 días un programa de ajedrez de nivel “master internacional” solo utilizando los datos disponibles en internet.

Según Paillassot, “estamos solamente al principio y ya podemos prever el impacto y el potencial que la Inteligencia Artificial va a tener sobre todas las industrias y sectores en el futuro”.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es