Buscador de la Hemeroteca
Secciones
ENCUENTROS EMPRESARIALES CEOE-CEPYME

'El ecosistema de I+D en España está relativamente subdesarrollado'

14 de Marzo de 2017
El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, junto al presidente de CEOE, Juan Rosell.

El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, junto al presidente de CEOE, Juan Rosell.

El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, analizó en los encuentros empresariales CEOE-Cepyme, la situación del mercado de telecomunicaciones de España. “En los últimos años ha asumido el liderazgo en Europa en varios aspectos”, explicó. Aunque también habló de los desafíos a los que se enfrenta el país, como por ejemplo un ecosistema de I+D "relativamente subdesarrollado".

Explicó que se ha alcanzado “el liderazgo en la evolución hacia la convergencia, con la combinación de servicios de comunicación fijo y móvil en un único pack, con mayores beneficios para el cliente en términos de descuentos fijo y móvil y en la ampliación de servicios, como la televisión y otros”. “Actualmente, lideramos dentro de la Unión Europa el índice de penetración de la convergencia en el mercado frente a otros países”, dijo.

Paillassot también cree que “el mercado español de telecomunicaciones se ha reconfigurado mucho más rápido que cualquier otro en Europa para poder satisfacer las nuevas demandas de los consumidores”. “La convergencia ha llevado a los operadores de móvil y fijo a unir fuerzas con el fin de ser más competitivos en ambos frentes”, explicó antes de recordar que “la necesidad de mayores inversiones en súper banda ancha ha llevado a la consolidación de operadores más pequeños para ganar en fuerza financiera”. “Toda esta reconfiguración del sector ha sucedido en los últimos 3 años”.

Por último, afirmó que “España está a la vanguardia en términos de inversión en súper banda ancha”. “España tiene la mayor red de fibra de Europa, con varios operadores desarrollando proyectos de despliegues de fibra, lo que nos ha llevado a una situación competitiva sin precedentes: ahora hay tres redes alternativas de fibra, que llegan todas ellas a 10 millones de hogares en España”. “Además, hay tres redes alternativas de 4G que dan servicio ya a más del 90% de la población española”, resaltó.

No obstante, el consejero delegado de Orange España cree que España “todavía tiene por delante un número de retos estructurales”

En primer lugar, resaltó que "el ecosistema de I+D en España está relativamente subdesarrollado". “El gasto total de I+D en España está entre los más bajos de las mayores economías de Europa, lo que no facilita la búsqueda de alianzas y soluciones innovadoras, al menos a nivel local; ni tampoco favorece la reinversión de las ganancias en el país”, aclaró.

También cuestionó la elevada presión fiscal que “los operadores de telecomunicaciones estamos sufriendo en España”. “En Europa solo nos superan las compañías francesas”, criticó. “Actualmente, hay más de 10 tasas específicas  para el sector de las telecomunicaciones y, durante los últimos años, han aparecido un buen número de tasas locales nuevas”, advirtió. “En 2016, Orange España pagó casi el 4% de sus ingresos solo en tasas específicas del sector de las telecomunicaciones, antes del pago de ninguna otra tasa”, un dinero que cree que podría reinvertirse en España, por ejemplo en infraestructuras o en innovación.

Según Paillassot, “debemos trabajar juntos para encontrar soluciones y superar estos retos que pueden tener un fuerte impacto en el desarrollo futuro de los servicios digitales en España”. “Necesitamos que la Unión Europea se ponga las pilas para conseguir tener liderazgo en esta transformación digital”, dijo. En su opinión, “esto requiere un trabajo significativo de actualización de nuestro marco regulatorio”, que cree que debe ser “más simple, mucho más moderno y mucho más amable con los inversores”.

El consejero delegado de Orange España cree que “Europa debería estar a la cabeza” y no ser un mero seguidor, para lo que serían necesarias dos palancas: más innovación e innovadores europeos y redes más potentes.

“Las start-ups no solo deberían nacer en Europa, sino crecer también en Europa, a través de una mayor colaboración con las empresas ya establecidas”, aclaró. Para ello cree que hay que acabar con la fragmentación regulatoria, que “hace muy difícil gestionar y proveer servicios a miles de millones de objetos conectados y a cientos de millones de clientes”.

Entre las recetas que planteó destacan la mayor armonización de las normas en términos de protección de consumidores de servicios digitales, que haya más armonización en el sistema fiscal y más unidad en los planes de financiación.

Sobre el futuro de las redes, dijo que “no hay transformación digital sin una conectividad de calidad superior y, por tanto, si no cuenta con las mejores redes, Europa se va a quedar atrás en términos de despliegue de infraestructuras de la siguiente generación”. “España es, en este sentido, una excepción”, aclaró.

El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, dijo que “tenemos que asegurarnos de que Europa favorece realmente a los inversores”, lo que supone apoyar y favorecer la competencia entre redes; aplicar una regulación mucho más igualitaria pero también más “liviana” y más simplificada a estas redes en competencia, y mejorar la coordinación en términos de condiciones para asignación del espectro, por ejemplo, a través de los países en Europa.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es