Buscador de la Hemeroteca
Secciones
PATRONAL EUROPEA

¿Es ventajosa una base común en el Impuesto sobre Sociedades en toda la UE?

27 de Febrero de 2017
Fiscalidad empresarial

¿Es ventajosa una base común en el Impuesto sobre Sociedades en toda la UE?

Dreamstime
Una base imponible consolidada común del Impuesto sobre Sociedades en toda la UE permitiría mejorar el funcionamiento del Mercado Único, haciendo más fácil y menos costoso a las empresas transnacionales expandirse, promover inversión y crear empleo. También eliminaría los precios de transferencia dentro de la UE y limitaría el riesgo de doble imposición.

Sin embargo, la propuesta de una base común del Impuesto sobre Sociedades sin consolidación podría no ser tan beneficiosa para el entorno empresarial como para compensar la pérdida de competitividad y el aumento de los costes administrativos.

BusinessEurope, en un documento de posición que acaba de hacer público, considera que es fundamental un sistema fiscal en Europa favorable a la inversión, la innovación, el crecimiento y la creación de empleos de alta cualificación.

Los obstáculos fiscales a la inversión transnacional dentro del Mercado Único deben eliminarse y las cargas administrativas asociadas al cumplimiento de las normas fiscales deben reducirse de forma sustancial. Se necesita un entorno con igualdad de condiciones que garantice la competitividad europea.

La patronal europea está de acuerdo en reducir la doble imposición en la Unión Europea y con los esfuerzos por garantizar unos sistemas fiscales claros y eficientes, de modo que puedan contribuir a una economía más fuerte y competitiva.

BusinessEurope coincide con la Comisión Europea en que ello podría hacerse realidad creando un entorno fiscal más favorable para la actividad empresarial y que garantice certeza tributaria, reduciendo a la vez los costes y las cargas administrativas.

En octubre de 2016, la Comisión presentó una propuesta de base imponible consolidada común como parte de su paquete de reformas de la fiscalidad empresarial. A diferencia de la propuesta de 2011, esta se ha dividido en dos propuestas separadas, una incluyendo la plena consolidación y otra sin ella.

Actualmente, muchas empresas se enfrentan todavía a cargas administrativas y riesgos de elevada imposición en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales en los Estados miembros de la UE.

Una base impositiva empresarial común puede facilitar la actividad empresarial y simplificar los trámites administrativos. Sin embargo, la consolidación es el elemento clave en este proceso. BusinessEurope avisa, de hecho, que sin una plena consolidación la base común del Impuesto sobre Sociedades podría suponer tantas desventajas que podrían perjudicar los potenciales beneficios de una base tributaria común.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es