Buscador de la Hemeroteca
Secciones

Las recetas de BusinessEurope para construir la UE del futuro

22 de Febrero de 2017
Unión Europea

Unión Europea

Dreamstime
En un reciente documento, la principal asociación empresarial europea, BusinessEurope, detalla una serie de recomendaciones para la mejora del funcionamiento del Mercado Único y la gobernanza de la Unión Europea en relación con el crecimiento económico, la promoción de un entorno favorable para la recuperación industrial, la promoción del comercio, la creación de empleo y la actividad de las empresas europeas y su competitividad.

La organización que representa a los empresarios europeos, explica por qué es necesario impulsar la competitividad de las empresas y cómo pueden contribuir estas al crecimiento económico y al fortalecimiento del Mercado Único, destacando el papel de la industria como motor económico y la necesidad fomentar políticas que devuelvan el peso de su contribución al PIB europeo. El comercio, del que depende uno de cada siete empleos en Europa, también debe ser prioritario para crear nuevas oportunidades para las empresas y los ciudadanos, según BusinessEurope.

Para mejorar la competitividad de las empresas europeas, el documento sugiere que la UE necesita adoptar medidas encaminadas a aumentar la inversión, mejorar el funcionamiento de los mercados laborales, prestar especial atención a la competitividad industrial, asegurar un acceso asequible a la energía, luchar contra el cambio climático y potenciar la digitalización y la innovación.

Por otro lado, el Brexit ha sembrado algunas preocupaciones en la comunidad empresarial sobre posibles complicaciones en el desarrollo del Mercado Único. Este documento destaca ciertos aspectos que la UE precisa abordar de forma prioritaria. Entre ellas el fortalecimiento del Mercado Único y de sus libertades básicas, eliminando las normas que favorecen su fragmentación, gestionar los problemas de seguridad derivados de la presión de los flujos migratorios y del terrorismo, reforzar la confianza en el euro, promover reformas para promover el equilibrio macroeconómico o avanzar en la unión bancaria.

BusinessEurope está de acuerdo con la mejora de los niveles de vida en Europa promoviendo el comercio. En este ámbito, propone que la UE impulse acuerdos comerciales con terceros países, como el caso del CETA con Canadá, pero sin dejarse condicionar por opiniones contrarias minoritarias. Respecto al comercio digital, habría que ir más allá de los acuerdos comerciales debido a su enorme desarrollo, pero reconociendo aspectos como el libre flujo de datos, la privacidad de los datos, la seguridad nacional o el rechazo a la localización forzosa de los datos. Promover instrumentos efectivos para la defensa de la competencia de las empresas europeas, compatibles con las normas de la OMC, frente a prácticas comerciales ilícitas de sus competidores externos debería ser también una prioridad de la UE en materia de política comercial, sin que ello suponga renunciar a la búsqueda de compromisos con China, y otros países emergentes a nivel global para construir relaciones económicas mutuamente beneficiosas.

Por último, el documento estima que para mejorar el funcionamiento y la gobernanza de la UE son necesarias unas instituciones comunitarias más fuertes y eficientes, recuperando el relato positivo de la integración europea. La UE tiene que centrarse en los asuntos que pueda gestionar mejor que los niveles administrativos estatal, regional o local, definir e implementar una estrategia global coherente con un fuerte pilar económico y comercial para abrir los mercados de bienes, servicios y recursos. Asimismo, se plantean como prioritarias medidas destinadas a promover instrumentos de defensa comercial, implementar políticas favorables a la competitividad a nivel comunitario y nacional, dar una respuesta realista al problema de los refugiados, defender las fronteras externas de la UE y mejorar la gobernanza de la UEM.

Otra de las propuestas de BusinessEurope para un mejorar el funcionamiento de la UE se centra en la idea de menos y mejor regulación. Las empresas se enfrentan a un creciente y complejo entramado de legislaciones de diversa procedencia (internacional, comunitaria, nacional y regional) que pueden significar cargas y restricciones innecesarias que perjudican la actividad de las empresas. Aunque se han llevado a cabo iniciativas para simplificar la normativa a nivel europeo, BusinessEurope considera que la simplificación normativa debe atenerse a ciertos principios básicos que, entre otros aspectos, eviten la hiperregulación, evalúen el impacto de la normativa comunitaria, garanticen la toma de decisiones a partir de evidencias basadas en una información adecuada o compensar nuevas normas con la eliminación de otras que no sean necesarias.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es