Buscador de la Hemeroteca
Secciones
El coste de la Administración pública también bajará un 20%

La economía digital podría mejorar la productividad de la industria hasta un 20%

18 de Abril de 2017
  • P. Rouzaut
Internet

La economía digital mejorará la productividad de la industria un 20%

La transformación digital, más allá de una simple implementación de tecnología, provocará una reinvención y un cambio cultural con consecuencias directas en la vida de las personas y de las compañías. En realidad, esta revolución en la economía ya las está produciendo, aunque los pasos podrían darse más rápido.

Según un informe de Asociación Multisectorial de Empresas de la Electrónica, las Tecnologías de la Información y Comunicación, de las Telecomunicaciones y de los Contenidos Digitales (Ametic), “las economías que más han apostado por las nuevas tecnologías y la economía digital son las que más han prosperado”. El World Economic Forum indica en esta misma línea que hay una correlación directa entre digitalización, aumento del PIB y descenso del paro.

Según diversas estimaciones, si se implementa una agenda digital por parte de las administraciones públicas y de las empresas ambiciosa en el futuro, la digitalización aportará 2,5 billones de euros a la economía europea de aquí a 2025.

Para conseguirlo, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales ha elaborado el Plan Digital 2020 que aborda el proceso de digitalización al que debe encaminarse la sociedad española que incluye 16 estrategias imprescindible que pasan por la educación, la innovación o la modernización de la industria.

Las consecuencias serán palpables. Por ejemplo, si el proceso de digitalización se implanta con éxito, según Ametic, podrían reducirse los costes de la Administración Pública un 20%, lo que ayudará a que estos recursos puedan destinarse a otros servicios sociales y a que no haya números rojos en el sector público. También se podría aumentar la productividad de la industria hasta un 20%.

Según el Foro Económico Mundial, un aumento de la digitalización del 10% genera un incremento del 0,75% del PIB per cápita y un descenso del 1,02% de la tasa de paro, lo que hace importante que, a pesar de la necesidad de reducir el déficit, no se penalice a las empresas fiscalmente para que puedan incrementar la inversión en I+D+i.

Algunas de las fórmulas necesarias son, entre otras, aumentar la deducción fiscal por proyectos de innovación tecnológica, revisar las cargas fiscales del sector de las telecomunicaciones y reducir el tipo de IVA de los contenidos culturales y educacionales.

Según los expertos, las últimas reformas del Impuesto sobre Sociedades del Gobierno han caminado en la dirección contraria, elevando la ya de por sí elevada presión fiscal que soportan las compañías.

España aún tiene muchos pasos que dar frente a otros países europeos. Si Dinamarca, los Países Bajos, Suecia y Finlandia son líderes en esta materia a nivel mundial, España ocupa sólo la posición 35 del mundo, a pesar de que es la economía número 14 del planeta. El problema es que, si se atiende exclusivamente al nivel de digitalización de sus empresas, España descendería aún más en el ránking global, hasta el puesto 45.

La economía nacional está aún por debajo de la media de la Unión Europea, algo que se explica principalmente porque el 46% de los ciudadanos carecen de competencias digitales básicas. Según AMETIC, España está en una situación “vulnerable”.

La importancia de este sector ha llevado al Gobierno a incorporar por primera vez en la historia de la democracia la agenda digital en una de sus carteras, la que le corresponde a Álvaro Nadal, aunque en los últimos Presupuestos Generales del Estado para 2017 el Ejecutivo ha recortado los recursos que recibirá este departamento un 0,1%.
elempresario.com Twitter

Opiniones sobre @elempresariocom

Envía tu mensaje
Comenta el contenido

©2016 Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE. Diego de León, 50 – 28006 Madrid – CIF: G-28496636 ceoe@ceoe.es